Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça pierde a Kluivert por lesión ante un Sevilla en situación límite

Una victoria justa ante el Oviedo (3-2) y un luminoso 5-0 ante el Sparta de Praga. Agarrado a su idilio en la Liga de Campeones, el Barça dio el miércoles un carpetazo a la rabiosa crisis que le visita siempre en noviembre. Los azulgrana esperan confirmar esta noche que han dejado atrás los malos tiempos ganando en el Sánchez Pizjuán al Sevilla, el colista (21.00 horas, Autonómicas y La 2). Y aguardan también otras dos cosas: romper una racha de más de dos meses sin ganar fuera -la última vez fue el 3 de octubre, en Valladolid- e iniciar un despegue similar al de temporadas anteriores cuando transformó las crisis en un trampolín hacia el liderato.El Barça no tendrá en Sevilla a su talismán. Los azulgrana habían basado su reacción en torno a Kluivert -tres goles en cinco días- y el delantero sufrió ayer dolores en una rodilla. La lesión no es grave, pero el Barça pierde al hombre que había eclipsado la baja forma de Rivaldo. "Confío mucho en Dani", dijo el técnico azulgrana Louis Van Gaal. Probablemente, algo le fastidió más: ayer trascendió que Rivaldo ganará el Balón de Oro y Van Gaal no quiere que el brasileño, que no marca en la Liga desde el 31 de octubre, se despiste. Y tampoco quiere roces con él: "Está dando un buen rendimiento. Y están goleando otros".

El Sevilla sólo ha ganado un partido en esta Liga -fue en su estadio, ante el Betis-, y tiene encima el fantasma de la pérdida de categoría. Sólo supera en algo al Barça: ha encajado 20 goles frente a los 21 de los azulgrana. Van Gaal desdeñó ese dato -"nuestro estilo es arriesgado pero nos da títulos"- y subrayó que no se fía del Sevilla: "Es un equipo organizado, fuerte físicamente y que defiende con dureza. Desde hace dos años digo que ganar la Liga española es más difícil que ser campeón de Europa. Lo dije cuando nos eliminaban tan pronto de Europa y lo repito ahora, que vamos bien".

Freno al ataque del Barça

Marcos Alonso, el técnico del Sevilla, no pierde la moral. A pesar de llevar varias jornadas en la última posición y dirigir a un equipo cuyas deficiencias de juego justifican su pésima trayectoria, el técnico cántabro insiste en la capacidad del Sevilla y sus oportunidades para batir al Barça. Durante toda la semana, y a puerta cerrada, los entrenamientos del conjunto andaluz han ido encaminados a detener la avalancha ofensiva azulgrana y a practicar jugadas de ataque, en su mayoría, a balón parado. Aliviado por la baja de Kluivert, Marcos llenará el centro del campo para frenar el ataque del Barça. Víctor marcará a Guardiola, y Marchena, a Rivaldo. "Confío en cumplir el objetivo de la permanencia", apuntó Marcos. Pero el equipo no esconde que una derrota sería un paso más hacia Segunda División. "Si perdemos, será difícil salir del pozo", señaló Jesulí.

Sevilla: Valencia; Marchena, Hibic, Tabaré; Nando, Francisco, Ángel, Tsartas; Víctor, Juan Carlos y Otero.

Barcelona: Arnau; Reiziger, Déhu, Frank de Boer, Zenden; Luis Enrique, Guardiola, Cocu; Figo, Dani y Rivaldo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de diciembre de 1999