Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA FIEBRE DE LAS TELECOMUNICACIONES

Terra elimina un plan de opciones sobre acciones para sus más altos directivos

La filial de Telefónica para Internet, Terra, comunicó ayer a la Comisión de Valores que ha decidido eliminar de su plan de opciones el apartado referido a sus directivos, para el que preveía el reparto de 2,8 millones de acciones a un precio de 359,39 pesetas, lo que al precio de cierre de ayer en Bolsa (6.965 pesetas por acción), proporcionaba ya a dichos directivos una ganancia superior a los 18.000 millones. Terra mantiene, no obstante, el plan de opciones para 1.082 empleados, entre los que repartirá 2,5 millones de títulos al precio de 1.965 pesetas por acción.

El escándalo suscitado por los planes de opciones sobre acciones (stock options) diseñados por Telefónica y sus filiales ha llevado a Terra a modificar la fórmula con la que pretendía beneficiar a sus directivos. En la comunicación enviada ayer, Terra especifica que "ningún miembro del Consejo de Administración -incluido el consejero delegado, Juan Perea, participa de alguna manera en el programa [de opciones] ni ostenta la condición de beneficiario del mismo".Los cambios en los planes de acciones sobre acciones de Terra, decididos por su consejo de administración, han sido sustanciales: así, se reduce el número de acciones a repartir de 14 millones a 2,5 millones (0,92% del capital); se elimina la posibilidad de que un grupo reducido de directivos se repartan casi tres millones de acciones pagando sólo 359,39 pesetas por título (ayer cotizaban a 6.965 pesetas) y se fija para los empleados un precio de reparto de los 2,5 millones de acciones, de 1.965 pesetas. Al precio de cierre de ayer en Bolsa, los 2,5 millones de acciones que repartirá Terra valían 17.412 millones de pesetas, con lo que si el plan de opciones se ejecutara hoy, los 1.082 empleados se embolsarían un beneficio de 12.500 millones.

En el folleto enviado hace un mes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores para su salida a Bolsa, Terra informaba de que había reservado 14 millones de acciones, un 5% del capital, valoradas en 25.541 millones de pesetas, para premiar a sus directivos y empleados. Para los primeros, sin detallar nombres ni importes, preveía un plan de opciones, denominado "A", que implicaría el reparto de 2,8 millones de acciones (20% del total de títulos reservados) a un precio de 2,16 euros (359,39 pesetas). Este plan "A", según la información enviada a las autoridades bursátiles de EE UU, no exigía a los beneficiarios del mismo ningún tiempo concreto de permanencia en la compañía.

Empleados

Para el resto de empleados (unos 900 en todo el mundo), el plan inicial de Terra preveía el reparto de 11,2 millones de títulos al mismo precio al que salió la compañía a Bolsa para minoristas: 11,81 euros, 1.965 pesetas. A los empleados sí se les exigía fidelidad y permanencia en la empresa, puesto que el plan tendría una duración de cuatro años y dos meses y las opciones sólo podrían ser ejercitadas a razón de un tercio cada año a partir del segundo.

Tras la modificación del plan de opciones sobre acciones, a Terra le sobran teóricamente 11,5 millones de acciones que, inicialmente, iban a formar parte de sus planes de retribución. Fuentes de la compañía señalaron ayer que dichas acciones se dedicarán "a reforzar las posibilidades de crecimiento de Terra".

Las entidades depositarias de los 14 millones de acciones que inicialmente iban a servir para atender el plan de retribuciones de directivos y empleados de Terra son el Banco Zaragozano y La Caixa. El contrato suscrito con ambas entidades, según consta en el folleto de la CNMV, establece que "Terra pagará a ambas entidades financieras un importe igual al Euribor [media de tipos a la que se prestan entre sí los bancos europeos] más un margen de 0,6% sobre el precio de adquisición de las acciones cuya opción de compra no hubiera sido ejercitada".

La modificación del plan de opciones sobre acciones de la filial de la compañía que preside Juan Villalonga, no afectará, sin embargo, a las ganancias, reales y potenciales, que ha obtenido ya el consejero de Telefónica Martín Velasco -antiguo accionista de la sociedad Olé a través de la sociedad luxemburguesa Infosearch- que vendió la compañía a Telefónica Interactiva (hoy Terra) por 2.000 millones de pesetas y que compró 1,9 millones de títulos de Terra a un precio de 703 pesetas por acción.

Tomando como base el precio de cierre de Terra, ayer, Martín Velasco ha ganado ya 11.898 millones de pesetas, ya que invirtió en la operación 1.335 millones y el valor de su paquete accionarial ascendía ayer a 13.233 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 1999

Más información

  • La filial de Telefónica mantiene el programa de incentivos para 1.082 empleados