El hijo de Gaddafi ficha a Ben Johnson para que le haga triunfar en el fútbol

Lilongwe (Malawi) - 02 dic 1999 - 23:00 UTC

Al-Saad Gaddafi, hijo del líder libio Muammar Gaddafi y futbolista internacional, quiere ser una estrella, un goleador, el mejor, y para conseguirlo va a fichar a un entrenador personal que no es otro que Ben Johnson, el veloz sprinter canadiense desposeído de su medalla de oro en los Juegos de Seúl por dopaje. "Al-Saad va a contratar a Johnson", dijo el italiano Eugenio Bersellini, técnico de la selección de Libia. "Quiere ver lo que consigue con él personalmente durante tres meses y después quizás lo fiche para la selección".Dirigentes libios indicaron que Johnson intentará hacer con el hijo de Gaddafi el mismo buen trabajo que le hizo a Diego Maradona, a quien ayudó a volver a jugar al fútbol en 1997. A Johnson le acompañarán en la aventura libia el masajista Yosuf Omar y los técnicos Armando Costa y Lalo maradona, el hermano de Diego. Comenzarán a trabajar a partir del 15 de diciembre, día en que se espera que aterricen en Trípoli. Aunque no hay confirmación oficial de sus estipendios, diversas fuentes libias hablan de un monto total de 400.000 dólares (unos 65 millones de pesetas), con la mitad pagada por adelantado.

La selección de Libia se está preparando para participar en la Copa Africana de Naciones, competición que servirá también de clasificación para el Mundial de fútbol y con la que rompe más de una década de aislamiento. La comunidad intenacional castigó a Libia por el avión derribado sobre Escocia en 1988, pero la ONU empezó a levantar las sanciones cuando Gaddafi entregó a dos sospechosos para ser juzgados en Holanda.

El técnico Bersellini, por su parte, es un veterano del Inter de Milán y comenzó su trabajo llevando al equipo concentrado a Italia durante 40 días. Después se ha embarcado en una larga gira de partidos amistosos con diferentes selecciones africanas. "Esos son los equipos con los que nos las tendremos que ver en la competición", dijo. "Hemos estado fuera tanto tiempo que tenemos que empezar otra vez prácticamente desde cero. Espero, de todas formas, que nos convirtamos en una gran fuerza en África".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 02 de diciembre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50