Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PÓLEMICA EN EL PRIMER GRUPO ESPAÑOL

Los incentivos de Telefónica para sus directivos desatan críticas desde todos los frentes

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Rodrigo Rato, intentó presentar el escándalo de las opciones sobre acciones de Telefónica como el fruto de un enfrentamiento entre grupos de comunicación rivales. Así, en el debate que el pasado miércoles sostuvo en el Congreso con el portavoz socialista, Luis Martínez Noval, Rato afirmó que "ustedes [por los socialistas] traen aquí un debate para perseguir a los adversarios y competidores [Telefónica y su grupo de comunicación] de sus amigos [Sogecable y PRISA]".

Frente al planteamiento de Rato, la realidad es que las revelaciones sobre la cuantía de los incentivos diseñados para un grupo reducido de directivos de Telefónica han desatado un alud de críticas desde todos los ámbitos (políticos, empresariales y sociales) de la oposición y de otras esferas que incluso claramente apoyan al Gobierno.Los que siguen son algunos ejemplos de las críticas lanzadas en las últimas semanas contra los sobresueldos de Telefónica.

José Barea (8-11). El ex director de la Oficina de Presupuestos del Gobierno de Aznar acusó a los ejecutivos de Telefónica y de su filial Terra de "falta de transparencia". Añadió que la justificación de que incentivos como los cuestionados son similares a los que existen en países como Estados Unidos no puede emplearse "porque Telefónica no distribuyó el año pasado los beneficios como hacen allí".

Enrique Fuentes Quintana (8-11). El presidente de la Academia de Ciencias Morales y Políticas y ex ministro de Economía con UCD subrayó que "no es posible que algo como esto [las opciones] se pueda admitir de una manera pacífica por los ciudadanos honestos". Añadió que considera necesario que "las sociedades introduzcan una norma que evite este tipo de descaros públicos".

Josep Antoni Duran i Lleida (19-11). El líder de Unión Democrática de Cataluña, socio de Jordi Pujol en CiU y aliado parlamentario del Gobierno de José María Aznar aseguró que es "inmoral" que se practique la figura de las opciones sobre acciones en una empresa cuyos beneficios proceden de un monopolio. En su opinión, los directivos de Telefónica se benefician de resultados que ellos "no han producido".

Conferencia Episcopal (23-11) El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal, Juan José Asenjo calificó "el enriquecimiento súbito y espectacular" de los directivos de Telefónica como una "ofensa" a los trabajadores. Asenjo abundaba así en las críticas de otros obispos como los de Barcelona y Bilbao.

Julio Anguita (10-11). El coordinador general de IU calificó las opciones sobre acciones de "auténtica indecencia" y se mostró partidario de un "vigorosísimo correctivo fiscal".

CEOE (23-11). La organización patronal que preside José María Cuevas lamentó que "el debate producido por un plan de fidelización de una sola empresa" haya dado lugar "a medidas precipitadas", en alusión a las modificaciones introducidas por el Gobierno en el IRPF para aumentar la fiscalidad de las opciones.

Diego López Garrido (23-11). El secretario general de Nueva Izquierda consideró "inmoral" la actuación de Villlalonga y aseguró que el Gobierno "es responsable político" de lo sucedido en la compañía.

Fomento del Trabajo (25-11). El secretario general de la patronal catalana, Joan Pujol, criticó las reformas legislativas "sin reflexión" que ha forzado la polémica.

José María Aznar (22-11). El propio presidente del Gobierno ante la Ejecutiva del PP, y refiriéndose a las opciones sobre acciones, dijo que "a mí no me gustan", según informó Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de noviembre de 1999

Más información

  • Partidos, Iglesia y patronal coinciden en cuestionar las opciones diseñadas por Villalonga