Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL Liga de Campeones

"El equipo está en buenas manos"

Del Bosque destacó la "emoción" del equipo, que cuajó "un partido heroico"

"El Real Madrid va a buscar entrenador a final de temporada", asumió anoche, humilde, Vicente del Bosque tras la victoria frente al Dinamo. Peró agregó: "Conmigo el equipo puede estar en buenas manos". El entrenador del Madrid juega a dos barajas: por un lado, mantiene su discurso de técnico interino, sabedor de que su nombramiento fue una solución de emergencia; por el otro, emite señales de confianza en sí mismo, conocedor también de que todavía le quedan más de 40 partidos por delante y que la posibilidad de continuar al frente del equipo más allá del próximo verano podría no ser tan descabellada.Con respecto a la victoria frente al Dinamo, Del Bosque resaltó la capacidad de adaptación de sus jugadores: "Las condiciones eran muy difíciles, el terreno de juego estaba muy complicado para tocar y los jugadores lo han hecho bastante bien. Han cuajado un partido heroico".

Del Bosque volvió a apelar a una de las ideas con las que viene insistiendo desde que se hizo cargo del equipo, hace una semana: la emoción y la actitud que deben tener los jugadores, cosa que, según el entrenador, tuvieron anoche, "y en gran medida". "Era muy importante vencer aquí. Nuestros jugadores se han comportado como un verdadero equipo, siempre unidos", consideró el técnico blanco.

La mayor innovación táctica que ha introducido Del Bosque hasta ahora ha sido la inclusión de Karembeu como central, postura que se vio ayer confirmada al jugar el Real Madrid durante más de una hora (desde la lesión de Michel Salgado, con luxación del hombro derecho y que no jugará el domingo) con el francés como central e Iván Campo como lateral derecho. "Su iniciación del juego [la de Karembeu] siempre es buena", dijo Del Bosque, " y eso es algo que le viene muy bien al equipo".

Los jugadores madridistas también destacaron la unidad y la actitud con la que jugaron el encuentro frente al Dinamo. "Ésta es la línea que debe seguir el equipo. Jugar con empuje, garra, agresividad... Todos muy juntitos. Ahora se trata de prolongarlo en campos donde se pueda jugar bien", aseguró Fernando Morientes, que marcó el primer gol, que abrió el camino de la victoria.

Raúl, autor del segundo tanto, destacó la importancia del triunfo: "Empezar la liguilla con una victoria fuera de casa es dar un gran paso". El que fue anoche el capitán del Madrid se mostró también muy contento con su gol, el segundo del Madrid: "Es un gol que guardaré entre los grandes. Importante, bonito y con la derecha, que se me da fatal. Además, ha sido en Europa, que te da más prestigio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de noviembre de 1999