Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las operadoras precisan un millón de móviles más de los que se pueden fabricar

El mercado de telefonía móvil ha estallado de tal manera en España que operadoras y fabricantes cifran en un millón de teléfonos móviles el déficit de terminales hasta final de año. Fabricantes y operadoras aseguran que si el mercado sigue funcionando como hasta ahora harán falta tres millones de teléfonos móviles sólo para cubrir la demanda hasta la campaña de Navidad, el punto álgido de las ventas. Los fabricantes afirman que sólo podrán aportar al mercado dos millones de unidades. Un portavoz de Telefónica Móviles explica que "en el primer semestre ya habíamos cubierto el cien por cien de las previsiones de todo el año, y ahora no hay tiempo para rectificar". Por su lado, fuentes de Alcatel reconocen que la totalidad de los fabricantes sólo puede servir unos dos millones. Alcatel culpa del problema al terremoto que sufrió Taiwan y que ha afectado a los fabricantes de microprocesadores, que son un componente básico de los teléfonos celulares. Añaden, además, la falta de previsión de las operadoras sobre la evolución del sector.

"Los pedidos se han multiplicado y estamos ante una situación de escasez en el mercado español", añade Luis Ezcurra, director general de Motorola España. Por su parte, Jesús Benegas, presidente de la patronal de fabricantes de equipos de telecomunicaciones ANIEL, explica que "no se podrán importar los terminales que faltan, porque en Italia ha pasado igual y la demanda en el resto de países de Europa también es muy alta".

En el lado de las operadoras, Enric Martín Planell, gerente territorial de Airtel en Cataluña, asegura que su operadora no sufrirá una falta de terminales, aunque reconoce que puede darse una situación de déficit "para los meses de enero y febrero". Martín Planell exime a las operadoras de la responsabilidad del problema.

El sector calcula que España acabará 1999 con un total de 14 millones de usuarios, de los que cinco millones serán de Airtel, 1,5 de Amena y el resto de Telefónica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de noviembre de 1999