Anguita se niega a cambiar nada del texto que impide pactar con el PSOE

"No se cambia ni una coma". Con esta frase despachó ayer Julio Anguita, coordinador general de IU, el debate que se había creado entre varios dirigentes de IU que estaban preparando el consejo político federal, máximo órgano de la formación, que se celebrará hoy. Se discutía modificar ligeramente un documento que se someterá hoy a votación y que, al menos sobre el papel, cierra definitivamente la puerta a cualquier pacto con el PSOE para las próximas elecciones generales.Lo que se pretendía con ello era impedir la previsible imagen de división que se verá a lo largo del consejo, puesto que dos de las tres federaciones más importantes, la de la Comunidad Valenciana y la de Madrid, junto a las corrientes críticas y otras federaciones, siguen manteniendo su postura favorable a estudiar pactos con el PSOE, especialmente para el Senado.

Ya por la tarde, en una reunión de la plana mayor del Partido Comunista, se trató de cerrar filas sobre este tema para imponer, gracias a la fuerza que este partido tiene en todos los órganos de IU, la propuesta de no pactar con el PSOE. Sin embargo, sí se dejó claro que si durante todo el proceso de elaboración de listas en el que ahora entran todos los partidos políticos de cara a las elecciones generales el PSOE intentara establecer contactos, las puertas de IU siguen abiertas. En todo caso, la negociación dependería siempre de la dirección federal, que lidera Anguita. No se dejará por tanto a las federaciones que establezcan contactos con formaciones de carácter nacional, que es como decir el PSOE.

Respecto al otro gran tema que centra en estos días la agenda de IU, la sucesión de Anguita, el líder de la coalición pidió ayer, durante la reunión del PCE, que no se hable más de este asunto porque no se consigue más que perjudicar su candidatura.

Pero es posible que este asunto, sobre el que se ha hablado mucho en los últimos días, surja también hoy durante el consejo federal. El coordinador regional de Asturias, Gaspar Llamazares, que anunció el miércoles su "legítima aspiración" a suceder a Anguita, comentó en la reunión de la mañana que no tiene intenciones de hablar sobre este asunto, pero que si alguien le recrimina su actitud de autoproclamarse candidato, se verá obligado a responder porque está convencido de que su nombre está siendo utilizado con la única intención de quemar su candidatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de noviembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50