FÚTBOL El encuentro que esperaba la selección española

Valerón: "Mi juego aquí tiene más cabida"

De Juan Carlos Valerón se puede decir que es hombre de Camacho. El media punta del Atlético se estrenó en la selección el día en que el técnico imprimió definitivamente, y a ojos de los aficionados españoles, el nuevo carácter de esta selección. Valerón se estrenó en Salerno, hace casi un año: el 18 de noviembre de 1998, frente a Italia (2-2), el partido en el que quedó claro el carácter de Camacho como seleccionador. Desde entonces ha jugado todos los grandes encuentros con José Antonio Camacho en los partidos de eliminatorias de la Eurocopa del 2000. Y si hoy no pasa por un buen momento en su club, admite sin equívocos que se siente mejor con España. "Aquí tiene más cabida mi juego que con Ranieri", dijo ayer.El entrenador del Atlético, Claudio Ranieri, ha descubierto un titular que ha mandado a Valerón al banquillo: Rubén Baraja, que es un hombre más físico, más potente y con más entrega a la hora de recuperar el balón. Todas ellas, cosas que no le pide Camacho a Valerón.

El media punta intentó ser diplomático pero le salió un discurso sincero, con el tinte dramático que le da su voz aflautada: "Los dos me piden cosas diferentes... En el Atlético al mediocampista se le exige más fortaleza para defender; en cambio aquí me dan más libertad".

Valerón, que ha jugado cinco partidos como internacional, podría ser el media punta hoy frente a Brasil, por delante de Guardiola en el rombo del centro del campo. "Estoy orgulloso de que Camacho me llame ahora, porque no suele hacerlo con los jugadores que no son titulares en sus equipos", dice. Y cuando es preguntado por la superioridad numérica que puede encontrar en el centro del campo de Brasil, rodeado por atletas como Emerson, Zé Roberto o Conceiçao, responde con un gesto despectivo: "Ya lo sé. ¿Y qué?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de noviembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50