BALONCESTO

Alfonso Reyes deja sin fuerza al Fuenlabrada

Fue un partido de dos caras, de ida y vuelta, que pasó de anunciar tiempos tormentosos para Estudiantes (38-26) a escampar de manera espectacular (45-46). Un partido esquizofrénico, con un marcador final que no admite otro adjetivo que el de ridículo. Porque para llegar a guarismos tan escuálidos hizo falta una prórroga. El choque dejó la victoria de Estudiantes pero dejó también, escrito con mayúsculas, el nombre de Alfonso Reyes, que ejecutó una faena extraordinaria (26 puntos y 12 rebotes).¿Y el resto? Su hermano Felipe y poco más. ¿Y Toolson? No sabe, no contesta. ¿Y Vandiver? Pues en su zurrón no es posible hallar más que cuatro puntos, amén de una terrible cara de susto tras un tapón que le colocó Kornegay, en la primera mitad. Es éste un tipo al que parece que le va la vida en cada salto, en cada rebote. Ayer encontró un gran aliado en Guardia. Sólo lo ocurrido bajo los tableros valió la pena, en un partido que no se recordará por nada que no tenga que ver con el mejor pívot español. Alfonso Reyes se llama.

FUENLABRADA 62

ESTUDIANTES 65da: Ferrán López (11), Gaby Ruiz (0), Perasovic (18), Kornegay (17), Junyent (3); Guardia (9), Cazorla (2) y Prigioni (2). Estudiantes: Azofra (10), Toolson (2), Jiménez (11), Alfonso Reyes (26), Vandiver (4); Gonzalo Martínez (2), Aisa (3), Felipe Reyes (7) y Robles (0). Árbitros: Martín Bertrán, Vicente Bultó y Carlos Sánchez. Excluyeron por cinco personales a Aisa (m.34), Cazorla (m.37), Vandiver (m.42) y Junyent (m.44). Más de 5.000 espectadores en el Pabellón Fernando Martín. En los otros partidos disputados ayer, el Pamesa venció al Cabitel Gijón (96-85) y el Fórum Valladolid derrotó en Sevilla al Caja San Fernando (62-63).

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 30 de octubre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50