Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL: Séptima jornada de Liga

El Athletic gana en Málaga un duelo que perdía 3-2 en el minuto 88

MÁLAGA 3 - ATHLETIC CLUB 4El Athletic Club se encontró con una victoria que no mereció frente al Málaga con dos goles que llegaron en los minutos finales del encuentro. La abrumadora superioridad malaguista, que llegó a ganar por 3-1 en la segunda parte, no le sirvió, sin embargo, para vencer a los bilbaínos.El encuentro comenzó con sorpresa por la alineación del Atlhetic. Su técnico, Luis Fernández, optó por revolucionar su equipo dejando fuera del mismo a los tres internacionales: Guerrero y Etxeberria se quedaron en el banquillo y Urzaiz ni siquiera fue convocado al padecer un proceso gripal. La revolución vizcaína no surtió efecto, pues el dominio correspondió totalmente al equipo local. El Atlhetic no podía con su rival, aunque escondió su clara inferioridad con el gol de Alkorta, que aprovechó la única oportunidad de su equipo en la primera parte en un error de la zaga local. Con el marcador adverso, el Málaga no se amilanó y cuando todavía estaba bajo los efectos del gol contrario, un magnífico pase de Sandro habilitó a Edgar para que empatara el encuentro e hiciera justicia a los méritos de uno y de otro equipo.

Málaga: Contreras; Ruano, Larraínzar, Valcárce, Roteta; Rufete, Movilla, Agostinho (Ariel Zárate, m

81), Sandro; Catanha, Edgar (Darío Silva, m. 75).Athletic Club: Imanol Etxeberria; Lacruz, Alkorta, Ferreira, Felipe; Alkiza, José Mari (Urrutia, m. 65), Edu Alonso, Javi González (Etxeberria, m. 58); Sívori (Kiko, m. 52) y Ezquerro. Goles: 0-1. M. 22. Alkorta. 1-1. M. 27. Edgar. 2-1. M. 48. Catanha, de penalti cometido sobre Sandro. 3-1. M. 60. Catanha. 3-2. M. 72. Lacruz. 3-3. M. 88. Lacruz. 3-4. M. 90. Etxeberria. Árbitro: Evaristo Fuentes Leira, del colegio gallego. Amonestó a Sandro, Sivori y Ferreira. Partido disputado en el estadio de La Rosaleda ante unos 30.000 espectadores.

Nada más reanudarse el choque, el Málaga disipó cualquier duda sobre sus intenciones. En tres minutos pudo sentenciar, pero fue Catanha quien transformó un claro penalti cometido sobre Sandro. Aquí comenzó la fiesta, que se alargó con el nuevo tanto marcado por el ariete en pleno festival de juego local al ganarle la espalda a la adelantada defensa vizcaína. Este tercer gol parecía sentenciar el choque ya que el Atlhetic era un equipo entregado y que había bajado los brazos. Sin embargo, un remate afortunado de Lacruz, marcó el 3-2 y le devolvió la emoción al choque. En los minutos finales del encuentro un error garrafal en el despeje de Contreras permitió el remate de Lacruz, que empataba. Con el tiempo ya cumplido, Etxeberria marcó en un lanzamiento sin ángulo, el gol que decidió el partido y que dejó sin tiempo para la reacción a un Málaga hundido y sorprendido por el encuentro que se le acababa de escapar por un final loco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de octubre de 1999