Madrid sufre un asesinato cada seis días

Los homicidios (consumados o no) crecen en Madrid. En los primeros ocho meses del año han aumentado en un 20% respecto al mismo periodo del año anterior (de 81 se ha pasado a 97). Como consecuencia de esos actos delictivos, 41 personas murieron -36 de ellas en municipios de más de 25.000 habitantes-, a una media de cinco mensuales, una cada seis días. En 1998, con menos homicidios, 81, hubo más muertos, 43, según el informe que se presentó ayer en la Delegación del Gobierno en Madrid.Las autoridades aseguraron ayer que en la Comunidad no existen mafias a las que poder relacionar con estos sucesos mortales y aclararon que detrás de la mitad de los homicidios están delincuentes suramericanos.

La estadística del crimen se analizó ayer en el Consejo Regional de Seguridad, en el que participaron más de 40 altos cargos de la Seguridad; entre ellos, el jefe superior de Policía, el teniente coronel de la Guardia Civil y representantes de la judicatura, sindicatos, grupos políticos, asociaciones de padres y de vecinos.

En el registro policial figura un crimen por una riña callejera y siete personas muertas en reyertas entre familiares. El móvil de un tercio de los asesinatos fue el ajuste de cuentas. Ocho de los fallecidos por este motivo eran colombianos.

El delegado del Gobierno, Pedro Núñez Morgades, insistió en que no existen mafias instaladas en la región que puedan justificar tanta muerte violenta. "El tema es complejo y estamos colaborando con las policías de los países de donde proceden las personas que se han visto involucradas en los actos, especialmente con la policía colombiana". Núñez Morgades señaló que en este tipo de delitos es "donde resulta más difícil efectuar una labor preventiva, ya que un alto porcentaje tiene su móvil en el ajuste de cuentas entre delincuentes".

El jefe superior de Policía apoyó esta opinión: "No hay que alarmarse, seguimos siendo una de las ciudades más tranquilas y la mayoría de los homicidios se deben a ajustes de cuentas". Madrid se sitúa entre las capitales más seguras en cuanto a homicidios, según se desprende de un informe elaborado por la Interpol. Después de Bruselas, Madrid es la ciudad donde se cometen menos delitos contra las personas. Asimismo, en los homicidios, el apartado más negro de la criminalidad, los agentes de la región cosecharon un notable índice de resolución, con el 77% de los casos esclarecidos.

PASA A LA PÁGINA 4

Malos tratos en el hogar

Las denuncias por violencia doméstica crecen un 36% desde el inicio del año

Las denuncias por violencia doméstica (la conyugal y la ejercida contra niños y ancianos) presentadas en las comisarías han aumentado un 36% en los primeros ocho meses de este año respecto a ese mismo periodo de 1998. De enero a agosto del año pasado se formularon 637 denuncias, frente a las 938 de ahora.El delegado del Gobierno Pedro Núñez Morgades, que divulgó ayer este dato durante el Consejo Regional de Seguridad, explicó que el incremento se debe "a una mayor conciencia social sobre el problema, que lleva a las víctimas a denunciar más que antes". "No es que aumenten los malos tratos, sino que ahora se denuncian más", aseguró.

Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas, cree, sin embargo, que la violencia conyugal contra las mujeres "ha aumentado". "Lo comprobamos día a día en nuestra asesoría. Ahora, el 95% de las mujeres que nos llegan sufre maltrato, cuando hace un año suponían un 80%", asegura. Esta asociación atendió en 1998 a 1.800 mujeres, y en lo que va de año ha asistido a 1.300.

"Argumentan que las denuncias crecen por una mayor concienciación, pero nosotras vemos que todavía existe mucho miedo a denunciar porque las mujeres quedan desatendidas después de acudir a comisaría. Ni hay juicios rápidos, ni órdenes de alejamiento del agresor, ni medidas de protección a la víctima", concluye Pérez del Campo.

A las denuncias ante el Cuerpo Superior de Policía hay que sumar las que se presentan en los cuartelillos de la Guardia Civil, donde, según fuentes de ese cuerpo, no se ha experimentado un aumento significativo respecto al año pasado. En 1997 fueron 2.951 las mujeres que denunciaron haber sufrido malos tratos por parte de sus maridos o compañeros. Un año después, esa cifra ascendió a 3.406.

Los delitos que más descendieron en la región fueron los robos con fuerza (20%), los robos contra la propiedad (14%) y los robos con violencia o intimidación en las personas (17%), según la policía.

El trabajo de la Comandancia de la Guardia Civil también ha contribuido al descenso del índice de delincuencia. Según la Delegación de Gobierno, en los pueblos de la región custodiados por la Guardia Civil los delitos han bajado en un 15 %.

Los agentes del instituto armado, repartidos en más de cien puestos de la región, han logrado además aclarar casi la mitad de los delitos, y han situado su tasa de eficacia policial entre los mejores cuerpos de España. "Los vecinos de la Comunidad de Madrid sienten que los agentes de la Guardia Civil, el 062, están muy cercanos", destacó el teniente coronel de la Guardia Civil Juan Ramos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de octubre de 1999.

Se adhiere a los criterios de