Maragall pide un "sprint" final" para evitar otros cuatro años de gobierno de Pujol El presidente asegura que el área de Barcelona es prioritaria en educación y sanidad

La euforia de hace unas semanas está dando paso entre los colaboradores de Pasqual Maragall, el candidato que aspira a desalojar a Jordi Pujol de la presidencia de la Generalitat, a la comprobación de que el avance de sus expectativas es más difícil cada día que pasa. El propio Maragall advirtió ayer: "La cosa no es sencilla, y existe el peligro verdadero de que nos quedemos cuatro años más así". Paralelamente, el nerviosismo de la cúpula de CiU, visible semanas atrás, ha sido sustituido por la renovada confianza en que los nacionalistas van a alcanzar su objetivo, reiterado ayer por Pujol, de superar en las elecciones del 17 de octubre los 60 escaños que ahora tienen en el Parlament.

En un acto con 300 jóvenes de Cataluña Progreso, una de las plataformas creadas en torno a su candidatura, Maragall pidió un esfuerzo para "el sprint final" necesario para ganar la carrera electoral. Sostuvo que "después de haber ganado todas las etapas, ahora toca vencer en la última, la más decisiva". Los jóvenes concentrados en el centro cívico La Sedeta habían llegado de toda Cataluña. Su presencia daba fe de la labor llevada a cabo durante el último año para crear una red juvenil de apoyo a Maragall distinta a la Joventut Socialista de Catalunya (JSC). Marc López, el impulsor de esta red, pidió a Maragall que se sirva de esta organización y sus integrantes, porque todos ellos quieren participar en el cambio que preconiza. Maragall oficiará en Barcelona hoy como presentador de la coalición del PSC con Ciutadans pel Canvi, en un acto en la estación de Francia que oficializará la novedosa fórmula con que los socialistas concurren a las sextas elecciones autonómicas. La capacidad de convocatoria de estas plataformas, compuestas en unos casos por independientes y en otros animadas directamente por el PSC, es una incógnita que hoy tendrá la primera oportunidad de despejarse. Cena para recaudar fondos Anoche, 120 personas asistieron en Lleida a una de las cenas para recaudar fondos para la campaña de Maragall en la que los comensales pagan 100.000 pesetas por cubierto, informa Lluís Visa. Con ésta, se han celebrado ya cinco, una en cada capital de provincia y otra en Madrid. Entre los comensales se contaban los empresarios Josep Maria Pujol (Prefabricados Pujol, de Mollerussa); Arcadi Jover (Asofruit); Josep Maria Muntañola, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Lleida; Sílvia Falip, de la Cámara de Comercio de Tàrrega, y Josep Tarragona. Mientras Maragall continúa esforzándose por arañar votos en los feudos de CiU, Pujol dedica su atención al área metropolitana de Barcelona. Ayer estuvo en varias localidades del Baix Llobregat. En Sant Vicenç dels Horts inauguró el instituto de enseñanza secundaria Gabriela Mistral, un centro con 442 alumnos. Allí explicó que su gobierno ha invertido en los últimos cuatro años 111.000 millones de pesetas en educación, lo que da un promedio de 2.200 millones cada mes, y aseguró que el área metropolitana barcelonesa es zona prioritaria para su Gobiernos en materia de educación y sanidad. Asimismo renovó la promesa de crear 30.000 plazas de guardería en cuatro años. Sondeo electoral Tanto Maragall como Jordi Pujol se refirieron ayer con prudencia a un sondeo electoral de El Periódico de Catalunya que otorga el 42,8% de votos a CiU, lo que le reportaría entre 60 y 65 escaños, y el 34,3% a Maragall, con opción a una horquilla de entre 42 y 46 escaños en alianza con Iniciativa-Verds. Los demás partidos quedan a gran distancia de los dos primeros, con el 10,7% el PP, el 8,7% ERC y ninguno Izquierda Unida. Pujol evitó el triunfalismo y se limitó a decir que esta encuesta confirma que "la tendencia es buena y CiU está subiendo", lo que pone a su alcance el objetivo de superar los 60 escaños. Maragall señaló que este sondeo no contradice el crecimiento de las expectativas de cambio y lo juzgó "positivo" porque contribuirá a "despertar el sentimiento de urgencia" que considera necesario para movilizar a los electores. Además relativó este sondeo porque lo ha realizado la misma empresa, recordó, que en las elecciones municipales no supo apreciar que en Badalona iba a ganar Mayte Arqué y en Sabadell lo iba a hacer Manuel Bustos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción