CICLISMO

Claveyrolat acaba con su vida

El ex corredor francés, retirado hace cinco años, fue "rey" de la montaña en el Tour de 1990

Agencias|El País
Grenoble / Madrid - 07 sep 1999 - 22:00 UTC

Thierry Claveyrolat, corredor francés que obtuvo su único gran triunfo en 1990, cuando ganó el premio de la montaña del Tour, se suicidó ayer, en la bodega de su propiedad en Notre-Dame-de-Mesage, cerca de Grenoble. Claveyrolat fue encontrado por su mujer a las 6.45 horas. Se había pegado un tiro. Deja dos hijos. Tenía 40 años y se había retirado hace cinco. Regentaba un bar en Vizille, con el nombre L'etape. En principio, se desconocen las razones de su suicidio, pero según los gendarmes encargados de la investigación, el ex corredor parecía muy afectado por el accidente de circulación que había provocado el pasado 13 de agosto, con el balance de cuatro heridos, dos de ellos graves y uno de éstos un niño de 14 años, con la cara completamente destrozada. Este hecho se sumó a su depresión por los problemas económicos que padecía. Su suicidio recuerda bastante al del español Luis Ocaña, que también se quitó la vida en su finca francesa el 19 de mayo de 1994. Claveyrolat, sin embargo, a diferencia de Ocaña, ha sido uno de los muchos ciclistas fugaces que han pasado por la historia de este deporte. Escalador nato, sólo brilló realmente dos años, el último de Greg Lemond, 1990, y el primero de la era Induráin, 1991. En el Tour 90, comenzó a destacarse en los Alpes, que en esa edición se pasaron primero que los Pirineos. Triunfó en una etapa y empezó a demostrar que iba a ser imparable. Realmente sólo acabaría teniendo, y a mucha distancia, un enemigo, el italiano Claudio Chiappucci, que el año siguiente se tomaría la revancha. El francés, sin ser una estrella de las cumbres, se aprovechó de una etapa de vacío entre los escaladores. Sumó 321 puntos, por 179 de El Diablo.

Más información

El tercer triunfo de Lemond oscureció aún más la victoria en la montaña de Claveyrolat, que nunca traspasó demasiado la frontera del cariño de los aficionados por su carácter tímido e introvertido.

En el Tour de 1991 ya no pudo ganar la montaña, porque Chiappucci se impuso con 312 puntos, por 277. Claveyrolat, sin embargo, venció en una de las etapas reinas de los Pirineos, Bourg d"Oisans, de 255 kilómetros, tars casi siete horas y media de lucha. Superó por seis segundos a su compatriota Bourguignon y por 30 al propio Chiappucci.

Claveyrolat tuvo también otro momento de gloria fugaz en el Mundial disputado en su país, en Chambery. Entonces protagonizó una gran escapada. Ahora ha efectuado la definitiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de septiembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50