Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una falsa alarma retrasó a los bomberos, según CC OO

El portavoz de CC OO en el cuerpo de bomberos de la Comunidad de Madrid, Damián Rodríguez, especuló ayer con la posibilidad de que una falsa alarma de un incendio en Galapagar, anterior al declarado en el monte Abantos, en San Lorenzo de El Escorial, fuese una maniobra de distracción para que las llamas se extendieran con facilidad. Este falso aviso obligó a movilizarse a los efectivos del parque de bomberos existente en la localidad de San Lorenzo y provocó que los equipos de dicho cuerpo tardasen 15 minutos en llegar al monte Abantos, según el representante de CC OO.Con estas afirmaciones, Rodríguez respondió a las críticas de algunos vecinos, que aseguran que la acción de los bomberos fue demasiado lenta. "Hay compañeros que llevan aquí tres días trabajando y muchos han abandonado sus vacaciones para ayudar en la extinción del fuego", explicó el responsable sindical. Rodríguez dijo, con todo, que se ha producido una escasa coordinación de las distintas instituciones que han participado en la lucha contra las llamas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de agosto de 1999