Reportaje:

CiU mantiene su hegemonía en las comarcas de Lleida y Tarragona, pero pierde el Baix Ebre

VIENE DE LA PÁGINA 1 En Osona, CiU ha aumentado la mayoría que ya obtuvo hace cuatro años. Diecinueve de los 33 consejeros comarcales pertenecen a la coalición nacionalista. El alcalde de Prats de Lluçanès, Ramon Vall, repite presidencia, aunque ha dejado dicho que a media legislatura será relevado. El PSC tiene 5 consejeros, gracias a la absorción de Independents pel Progrés d"Osona. CiU volverá a presidir durante la próxima legislatura los once consejos comarcales de la provincia de Lleida. Los nacionalistas eran la fuerza mayoritaria en todos ellos excepto en el Segrià. El alcalde de Seròs, Francesc Teixidó, fue reelegido presidente en segunda votación por un error de un consejero del PP que en vez de votar en blanco, como sus compañeros de grupo, lo hizo en sentido afirmativo. Ha habido cambio de presidentes en seis consejos comarcales. Ventura Roca, alcalde de Oliana, ha sustituido a Maria Dolors Majoral en el Alt Urgell; Joan Serra a Francesc Xavier Ballabriga en el Solsonès; Joan Perelada a Maria Àngels Pons en la Alta Ribagorça; Marcel.lí Guillaumet a Josep Borràs en La Noguera; Agustí Graells a Josep Soldevila en el Pallars Jussà y Ramon Maria Guiu a Joan Reñé en el consejo del Urgell. También en los consejos de Tarragona la continuidad de la hegemonía de CiU es la tónica.Tiene mayoría absoluta en ocho de los diez existentes. La única sorpresa para los convergentes se ha producido con gran disgusto por su parte en el Baix Ebre, como extensión del pacto PP-PSC-IE que arrebató a CiU la alcaldía de Tortosa. El del Baix Ebre será el único consejo presidido por el PP, en la persona del concejal del Deltebre, Joan Bertomeu. El pacto de gobierno suscrito por la izquierda y el PP, bajo el nombre de Contrato por el Baix Ebre, deja en la oposición a CiU, con 11 consejeros frente a 12. En la Ribera d"Ebre el alcalde de Mora d"Ebre, Santiago Campos, de CiU, repite presidencia por cuarta vez consecutiva. La novedad es la entrada en el gobierno comarcal del alcalde de Tivissa, Fermí Pellissé (IC-EV), cuya responsabilidad y cargo están todavía por concretar. Es la primera vez que CiU accede a compartir gobierno con otra fuerza política. En la oposición quedan dos independientes (FIC) y cuatro socialistas, que se abstuvieron en la votación. La falta de entendimiento entre CiU y el PSC ha impedido un gobierno de consenso en el Monsià, la comarca más meridional de Cataluña. El convergente Daniel Rius, respaldado por sus diez consejeros, repite en la presidencia, con la alianza de tres independientes, mientras deja a conservadores y socialistas en la oposición. En la Terra Alta la única novedad es la sustitución de su anterior y hasta entonces único presidente, Francesc Bové por Xavier Pallarés, alcalde de Arnes, de CiU, que se hizo con el apoyo del PSC y del PP, mientras los independientes de la FIC votaron en blanco. El nuevo mandato se ha iniciado en el consejo del Priorat bajo una premisa absolutamente diferente del anterior: el candidato convergente, el alcalde de Cornudella del Montsant, Miquel Gomis, fue elegido presidente con el apoyo de los cuatro consejeros de la FIC, una formación que se caracterizó por ser especialmente beligerante con los convergentes por el caso de corrupción en el seno del organismo, todavía pendiente de resolución judicial. El PSC, con cuatro consejeros, se abstuvo. En el Baix Camp, Robert Ortiga, de CiU, alcalde de les Borges del Camp, se ha convertido nuevamente en el presidente del consejo. Fiel aliado en CDC del presidente de la Diputación, Josep Mariné, recibió el apoyo de todos los grupos, incluidos el PP y la FIC. El alcalde de El Vendrell, Benet Jané, se vio forzado a recurrir a una segunda votación, que fue secreta, para ser proclamado, por segunda vez consecutiva, presidente del Baix Penedès. En la primera, el representante conservador votó en blanco, lo que dejaba al convergente con 12 consejeros, empatados a los que lograron PSC y ERC en conjunto. El pacto PP-CiU que ya se ejecutó en el pasado mandato en El Vendrell, se ha trasladado ahora a la comarca. El consejo comarcal del Tarragonès, constituido el viernes, significó el relevo de su presidenta, Montserrat Güell (UDC), que abandona la política local, por el concejal de Tarragona y secretario de política municipal de la formación democristiana, Carles Sala. Éste es el único consejo gobernado por Unió en la provincia. Los consejos del Alt Camp y Conca de Barberà no han podido constituirse todavía por los recursos interpuestos ante la Junta Electoral por ERC, que no modificarán las mayorías de CiU. En el primero será presidente Marcel Segarra, alcalde de Figuerola del Camp, y en el segundo Josep Jesús Escoda, alcalde de Aiguamúrcia, ambos convergentes.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de agosto de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50