Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Palacios propone ahora pactar con el GIL y UPM en Melilla

La confusión y los constantes cambios de rumbo que se producen día a día en la política melillense desde el pasado 13 de junio tuvieron ayer un nuevo ejemplo protagonizado, una vez más, por el ex presidente y tránsfuga del PP, Enrique Palacios. El líder del Partido Independiente de Melilla (PIM), que tiene tres diputados, aseguró que su partido se está "planteando" la posibilidad de formar un Gobierno con el Grupo Independiente Liberal (GIL), que tiene siete diputados, y la Unión del Pueblo Melillense, que logró otros tres. Los 13 concejales de estos tres grupos supondrían la mayoría absoluta de la Cámara. Palacios aseguró que ya ha mantenido "contactos" con el líder del GIL en Melilla, el empresario de discotecas Crispín Lozano, informa Efe.La semana pasada, antes de esta novedosa propuesta de Palacios, el líder del PIM firmó un acuerdo en la sede del PP en Madrid con UPM y los populares para presentar una moción de censura contra el Gobierno de Mustafa Aberchan. Pocos días antes de la formación del Ejecutivo melillense, Palacios se había ofrecido para apoyar a Aberchán y entrar en el Gobierno junto al GIL. La postura de Palacios es tan confusa que ayer Aberchán ironizó con ella: "Solo hay que dejarle 15 minutos de reflexión para que ofrezca otra alianza".

Pese a las últimas declaraciones de Palacios, la moción de censura contra el Ejecutivo de Aberchan y el GIL sigue adelante. Los partidos que la firmaron en Madrid necesitan el apoyo de los dos concejales socialistas. Y es precisamente esta insuficiencia la que está retrasando la presentación de la iniciativa contra Aberchan. El lunes habrá un pleno en el que está previsto que se apruebe la renuncia que han presentado Román Dobaños y Malika Mohamed, los dos concejales socialistas que apoyaron la investidura de Aberchan y propiciaron su Gobierno con el GIL.

"Presión enorme"

Hasta que no tomen posesión sus sustitutos, no se podrá presentar la moción de censura. En principio, Dobaños y Mohamed tienen hasta el lunes para dar marcha atrás, y en los últimos días se había especulado con que lo hicieran. Sin embargo, Dobaños confirmó ayer que tiene intención de cumplir el "compromiso" adquirido con la dirección nacional de su partido.

Aún así, el que fuera secretario general del PSOE en Melilla asegura que tanto él como Mohamed están recibiendo una "enorme presión" para que den marcha atrás y no renuncien a sus escaños. La situación del PSOE melillense se ha vuelto muy complicada tras la crisis sufrida por el apoyo de sus concejales a Aberchan. Muchos militantes han abandonado el partido, contrariados por la decisión de apoyar la moción de censura contra el líder de UPM y favorecer un Gobierno de Juan José Imbroda, una solución que, según Dobaños, significa que "ha triunfado la estrategia del PP".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 1999