Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil busca a 10 inmigrantes que iban en la patera hundida en Fuerteventura

Las Palmas de Gran Canaria

Equipos de rescate seguían ayer rastreando las aguas próximas a Fuerteventura en busca de 10 inmigrantes clandestinos que se supone que se ahogaron el pasado fin de semana al hundirse la barca en la que viajaban. Hasta ahora sólo se han hallado los cadáveres de otros siete. Un total de 25 pateras han arribado a las costas de la provincia de Las Palmas en lo que va de año, y 221 inmigrantes han sido detenidos. El delegado del Gobierno en las islas, Antonio López, negó que haya una red de tráfico ilegal de personas y anunció que se reforzarán los controles fronterizos.

Unos 50 agentes de la Guardia Civil del Mar y de Actividades Subacuáticas, así como de la Policía Local, seguían rastreando ayer la zona donde naufragó el pasado fin de semana la patera para tratar de localizar a los restantes pasajeros. En la embarcación viajaban cuatro menores y 17 adultos y zarpó el pasado viernes de "alguna playa situada al norte del puerto de El Aaiún", explicó el delegado del Gobierno, Antonio López. Según la versión de uno de los cuatro detenidos, la barca volcó tras caer al mar uno de los inmigrantes y tratar los restantes de rescatarlo.Hasta el momento no se han descubierto nuevos cadáveres ni se ha detenido a ninguno de los individuos que sí lograron alcanzar la costa: al menos dos, según los cuatro que permanecen en la comisaría de policía y que serán puestos mañana a disposición judicial.

La operación de búsqueda continuará "hasta lo que se considere razonable", dijo el delegado del Gobierno, quien añadió que el Ejecutivo español se ha puesto ya en contacto con el marroquí para intentar "profundizar" en la resolución del problema de las pateras.

"Nuestra obligación es disuadir a los inmigrantes de que realicen este tipo de travesías", manifestó López, que anunció que se intensificarán los dispositivos de control, con el doble objetivo de "proteger nuestras aguas y rescatar a quienes llegan por esta vía".

De los siete inmigrantes ahogados el pasado fin de semana las autoridades sólo han logrado identificar a dos: uno es Rachid Bouroch, un niño de 15 años que fue reconocido por un hermano que reside en Tías (Lanzarote) y que se trasladó a Fuerteventura para ello. Éste confirmó que Rachid "viajó en patera porque existe un negocio en el que prometen que hay trabajo en Canarias". El segundo identificado es Rachid Ellad, de unos 38 años.

López aseguró que el 95% de los inmigrantes irregulares que llegan a las islas son detenidos y repatriados. También negó que exista una red organizada de tráfico ilegal pese a que los detenidos reconocieron haber pagado la cantidad de 4.000 dirhams (unas 70.000 pesetas) al patrón, que, según confirmó López, es uno de los arrestados. De momento, sin embargo, éste no ha sido acusado de tráfico de seres humanos y permanece retenido.

En lo que va de año se ha detectado la llegada de 25 pateras a la provincia de Las Palmas: 24 en Fuerteventura, donde se ha detenido a 212 personas, y una en Lanzarote, donde se arrestó a nueve. El número de pateras localizadas en las tres islas orientales de Canarias pasó de 23 en 1997 a 67 en 1998, es decir que casi se triplicó en este periodo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de julio de 1999

Más información

  • El número de barcas interceptadas en las islas orientales de Canarias se triplicó de 1997 a 1998