Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a una indigente por prender fuego al hospital de la Princesa

María del Carmen M. R., una indigente de 53 años, ha sido detenida como la presunta autora del incendio que arrasó la lavandería del hospital de la Princesa el sábado pasado. La mujer, según la policía, prendió el fuego en venganza por haber sido expulsada del centro sanitario. La indigente, detenida cuando intentaba quemar la puerta del consulado de Cuba, tiene 43 antecedentes por altercados.

María del Carmen tiene el pelo rubio y vive en la calle, en los alrededores del hospital de la Princesa. Visitaba el centro sanitario con mucha frecuencia. Usaba los aseos para lavarse y, en ocasiones, también limpiaba allí su ropa. Era conocida por el personal de seguridad del centro y alguna vez logró burlar la vigilancia para dormir a cubierto dentro del inmueble. Los médicos también la conocían, porque la curaban de intoxicaciones etílicas, según fuentes del hospital. El sábado pasado, hacia el mediodía, María del Carmen entró en los aseos del hospital. Mientras se lavaba, los vigilantes entraron en el servicio de mujeres y la expulsaron. Un par de horas más tarde, la indigente organizó un escándalo en la sala de espera. "Insultaba y escupía a los familiares y amigos de los pacientes", señaló la policía. De nuevo fue expulsada del hospital. María del Carmen buscó venganza. Y supuestamente la encontró. Esa misma tarde, hacia las 16.45, se coló por tercera vez en el centro. Llegó hasta el segundo sótano, donde se ubica la lavandería del hospital. Allí le prendió fuego a una docena de sacos con ropa sucia. Las llamas dañaron las instalaciones del sistema eléctrico del hospital y la central de alarma de gases. Peligro de explosión Los propios empleados del hospital fueron los que apagaron el fuego. Evitaron así que las llamas se propagasen hasta el almacén de gases del hospital, con el consiguiente riesgo de explosión. Tan sólo una puerta de madera separa esas habitaciones. El incendio ha causado daños materiales valorados en unos cuatro millones. Tras prender el fuego, María del Carmen escapó del hospital. Fue localizada un día después, el domingo, hacia la medianoche, en la calle del Conde de Peñalver. Se les acercó a dos ciudadanos y, riéndose, les dijo que había quemado unos sacos en el hospital: "Eso para que otra vez no me vuelvan a dejar entrar [en el hospital]", exclamó. Los agentes de policía de proximidad iniciaron una intensa búsqueda para dar con la mendiga. La encontraron el miércoles, a las 16.15, otra vez en la calle del Conde de Peñalver, en el número 38. Acababa de intentar prenderle fuego a la puerta del consulado de Cuba. El domingo pasado intentó quemar una taberna situada en el cruce de Conde de Peñalver con Maldonado. El dueño se negó a servirle una bebida y ella puso unos papeles debajo de la puerta y los quemó. María del Carmen ha sido detenida en 43 ocasiones por incidentes de este tipo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 1999

Más información

  • La sospechosa, arrestada en otro incendio, quiso vengarse del centro