Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agredido un conductor al ayudar a un niño gitano muerto en atropello

Un conductor atropelló a un niño gitano de ocho años la noche del pasado domingo en Villena (Alicante) y, tras parar para comprobar el estado de la víctima, que murió en el accidente, se dio a la fuga para evitar ser agredido por los familiares del pequeño. Éstos llegaron a golpear a un segundo conductor, testigo del accidente, a quien confundieron con el causante del siniestro. El niño cruzó la autovía por un tramo sin vallas de protección, según el concejal de Seguridad de Villena, Antonio García. La Guardia Civil no ha localizado todavía ni al coche ni al conductor que arrolló al menor. El accidente se produjo sobre las 21.45 horas del domingo a la salida de un túnel. El niño T. P. S. M. cruzó la autovía y fue arrollado por un turismo, cuyo conductor se paró para interesarse por el menor que yacía sobre la calzada. Lo mismo hizo el conductor de otro coche. Rápidamente acudieron al lugar familiares del niño, que la emprendieron a golpes contra el testigo del suceso en la creencia de que era el responsable de la muerte. El conductor causante del atropello optó por abandonar el lugar.

El pequeño fallecido era miembro de una familia que vive en el enclave de Villena conocido como La Pedrera. Este asentamiento está separado por la autovía de otro, también habitado por familias gitanas, en el barrio de San Francisco. Según el edil Antonio García, el Ayuntamiento habilitó hace tiempo unos accesos señalizados para ir de una barriada a otra, que evitan cruzar la vía rápida. Pero este itinerario, añadió, "es más largo y, en ocasiones, la gente cruza directamente la autovía; el Ayuntamiento ya ha reparado en dos ocasiones la valla de protección".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 1999