Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo de percusiones flamencas Los Activos publica su segundo trabajo, "Tiempo al tiempo"

El grupo onubense de percusiones flamencas Los Activos ha dado otra vuelta de tuerca a ese género musical con la publicación de su segundo CD, Tiempo al tiempo, editado por el sello Edel Music, y en el que logra fundir ritmos flamencos con los de otros países, como Egipto, Brasil, Venezuela o la República Saharui. Tiempo al tiempo, con 12 composiciones, mezcla tanto el flamenco clásico, con voces y guitarras, como el peculiar estilo de Los Activos, una formación con seis integrantes que toca instrumentos como el cajón, la pailas, la darbuka, el pandero o el palo de lluvia, y que funde ritmos flamencos con la samba o las cadencias árabes o sudamericanas. La formación surgió en el barrio del Torrejón, de Huelva, en torno a 1987, cuando un grupo de chavales de un colegio, bajo la dirección de José Martín, Quini, comenzó a explorar las posibilidades de la percusión en el flamenco. Aquella idea dio lugar al Taller de Compás Los Activos, que culminó con la formación del grupo. La banda se caracteriza por buscar ritmos afines en otros estilos musicales y fundirlos con los suyos propios, lo que hace que, en piezas como Calentito, haya una evolución rítmica que va de los tangos flamencos a la samba brasileña pasando por la rumba caribeña. Los Activos, que el pasado año estuvieron de gira por Australia, han iniciado la gira promocional de su nuevo disco por Holanda, para luego trasladarse a diversas ciudades españolas en donde ofrecerán su peculiar modo de hacer flamenco. La formación onubense, que ha acompañado a grandes del flamenco como Enrique Morente, o ha tocado para bailaores como Javier Barón o Belén Maya, ha participado en festivales de prácticamente todo el mundo, pese a la juventud de sus componentes. Gran Bretaña, Bélgica, Italia, Grecia, Holanda, Alemania o Australia han acogido entusiastas su proyecto musical. En Tiempo al tiempo el grupo se decanta por los "palos" más genuinos del flamenco, como la toná, la seguiriya, la leviana, las bulerías o los tangos. El grupo busca, ante todo, abrir fronteras y fundirse con otros estilos musicales similares al flamenco, de ahí que haya acudido al folclore venezolano, a la música árabe de Egipo, Marruecos o el Sáhara, o a la samba brasileña, uno de los primeros estilos que incorporaron al flamenco y que supusieron, en su momento, una verdadera revolución musical, recogida en su disco Hasta los huesos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de julio de 1999