Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar replica al PNV que no recibirá a los miembros de EH porque "siguen mordiendo"

"Muerden, siguen mordiendo". Fue la respuesta del presidente del Gobierno, José María Aznar, a la petición formulada por el portavoz del PNV en el debate sobre el estado de la nación para que recibiera a los representantes de Euskal Herritarrok porque "no muerden". Aznar recordó que, a los dos días de que Iñaki Anasagasti pronunciara esa frase, "se quemaban coches o se atacaba el Gobierno militar de Álava". Pero advirtó: "Si no nos han asustado y doblegado los mordiscos grandes, menos nos van a asustar los mordiscos pequeños".

ENVIADO ESPECIALLos pactos municipales, y en concreto la situación en el País Vasco tras los resultados electorales del pasado 13 de junio, fueron abordados por Aznar en la rueda de prensa conjunta con el presidente de Ecuador, Jamil Mahuad, en su primera jornada de visita oficial a Quito, segunda escala de su gira por Latinoamérica. Tras criticar la política de acuerdos poselectorales del Partido Socialista, El presidente del Gobierno evitó, ya con los micrófonos cerrados, polemizar con el presidente de la Generalitat catalana, Jordi Pujol, quien dijo que el PP tiene poco que hacer en Cataluña. Aznar dijo que no iba a responder a esta cuestión porque no era el momento ni el lugar adecuado, pero que hablará con Pujol, "con tiempo y sosegadamente" a su regreso a Madrid la próxima semana.

Error del PSOE

El jefe del Ejecutivo criticó los pactos del PSOE en Galicia y sus coqueteos con los nacionalistas en Euskadi. En su opinión, el acuerdo PSOE-BNG es una "equivocación" porque el partido que dirige Xosé manuel Beiras defiende "planteamientos alejados de la cohesión general de España en todos los terrenos". En el País Vasco, por otra parte, pidió "coherencia" a los socialistas, que se han mostrado reacios a llegar a acuerdos con los populares para desbancar a los nacionalistas vascos. "No es difícil recordar lo que se ha dicho antes de las elecciones municipales y actuar en consecuencia después", ironizó el jefe del Ejecutivo español. Fue al hilo de las reflexiones sobre Euskadi cuando Aznar respondió a los consejos del portavoz peneuvista en el Congreso, Iñaki Anasagasti, en favor del diálogo directo con Euskal Herritarrok, la marca electoral de Herri Batasuna. El jefe del Ejecutivo precisó, en una improvisada teoría de las mordeduras, que no distingue "entre mordiscos grandísimos y de baja intensidad". En cualquier caso, agregó Aznar, nada de ello "va a parar lo que el Gobierno va a hacer para intentar consolidar el proceso de paz".

El presidente del Ejecutivo también expresó su "repugnancia" por la toma de posesión de su escaño en el Parlamento navarro del etarra José Luis Barrios, condenado por el asesinato del concejal del PP de Sevilla Alberto Jiménez Becerril y su esposa, Ascensión García. Admitió que es un hecho que debe aceptarse con la ley en la mano pero añadió, con palabras muy similares a las que ya utilizó en una ocasión anterior, que "puestos a elegir es mejor que [Barrios] esté sentado en un escaño que empuñando una pistola".

Presupuestos rigurosos

Aznar anunció también durante la rueda de prensa unos Presupuestos "rigurosos" para el año 2000, enmarcados en un plan de estabilidad y crecimiento. Dijo que habrá un déficit público del 1% y que prevé un crecimiento económico para España del 3,5%, lo que permitirá crear entre 400.000 y 500.000 empleos netos. El jefe del Ejecutivo añadió que se mantendrá el respeto a la separación de fuentes de financiación de acuerdo con el Pacto de Toledo y que las políticas de servicios sociales y de investigación y desarrollo se financiarán a cargo de los presupuestos generales. Aznar manifestó también que espera contar con los apoyos parlamentarios necesarios para aprobar estos presupuestos antes de fin de año. Los nacionalistas catalanes de CiU ya anunciaron en el debate sobre el estado de la nación que están dispuestos a dar su respaldo a los Presupuestos del Ejecutivo del PP para el año 2000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de julio de 1999

Más información

  • El jefe del Ejecutivo afirma en Ecuador que en el 2000 se crearán alrededor de 500.000 empleos