Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

¿SERÁ EL 2000?

El efecto 2000 parece que afecta también a las parejas de la farándula. La cosa está que arde. Como todo el mundo debe saber ya, Mar Flores y Cayetano Martínez de Irujo han roto sus relaciones. Hasta ahí bien. Pero es que el asunto se complica y llega a superar los mejores culebrones porque a ella le han vuelto a pillar con las manos en la masa. Resulta que, antes de anunciar su ruptura, disfrutaba en isla Mauricio en compañía de un amigo llamado José Luis Merino. Y todo sale a la luz en Diez Minutos, y eso que en Semana la modelo, con cara de sufrir un montón, afirma que no ha existido una tercera persona en discordia. Claro que todo puede ser, que todo el mundo puede irse a una playa con un amigo e incluso compartir con él una habitación de 56 metros cuadrados, que dan para mucho, pero el asunto es sospechoso y huele un poquito. También ha confirmado Alejandro Lequio la ruptura con Sonia Moldes. Pero habrá que esperar para saber si es verdad o es otra de sus cosas a las que tiene ya acostumbrado al personal. Para colmo, y ya en un ataque de histeria colectiva, todo hace indicar que sí, que al final, a pesar de las reuniones familiares, Rociíto y Antonio David están tramitando la separación. Aunque la niña afirma en ¡Hola! que no hay crisis ni trámites. Y lo último, para terminar con tanto desatino: también Carlos Larrañaga y Pilar Velázquez han roto. Han durado un telediario. Y, cambiando de tercio, hay amplia información en Lecturas de la que ahora se dice que es la nueva novia del príncipe Felipe. Se trata de Gabriela Sebastián de Erice, de 26 años, 1,80 de estatura, que domina cinco idiomas y trabaja en Londres. Según la revista, el anuncio oficial del compromiso se hará el próximo día de San Juan.- ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de junio de 1999