Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ROBERT WYATT [EP] CANTANTE

"El flamenco es lo profundo"

No deja de palmotear sobre cualquier superficie que encuentra (una mesa, el salpicadero de un automóvil) buscando nuevos ritmos de percusión. "La música es mi vida", dice. Robert Wyatt (Bristol, 1945) lleva la batería en la sangre, pese a ir en silla de ruedas desde una caída que tuvo durante una borrachera, en 1973. Aquello no lo arredró. Ahora acaba de publicar Eps, una caja de CD"s que contiene todos sus grandes singles, como la versión que hizo de Shipbuilding, de Elvis Costello, o Te recuerdo, Amanda, de Víctor Jara. Su pasión por García Lorca le ha llevado hasta Granada, en donde intervino en el programa de Canal 2 Andalucía Imaginaria y saboreó el flamenco. "El flamenco", afirma, "es lo profundo, es la música soul de Europa". Pregunta. Una vez dijo que el mundo no necesita desesperadamente las canciones de Robert Wyatt. ¿Es eso cierto? Respuesta. El mundo no necesita mis canciones. Creo que hay demasiadas canciones ya. Para mí, lo importante es escuchar lo que pasa. Creo que sólo en determinados momentos se necesitan las canciones, pero no cada minuto del día durante las 24 horas. Hay demasiados discos. P. ¿Es por eso por lo que pasa tanto tiempo entre un disco suyo y otro? R. No soy una fábrica de hacer discos. En 30 años he hecho ya muchos discos. A mí lo que me gustó siempre era hacer singles. Pero ahora cuesta demasiado dinero publicarlos. Además, mi trabajo es componer, cantar, tocar la percusión, tocar los teclados, y preparar cada uno de estos aspectos necesita su tiempo. Y una canción no llega a mi cabeza cada día, por cierto. P. En algún momento definió sus propias canciones como "periodismo sonoro de agitación"... R. Eso fue hace 20 años, cuando la derecha retornó al poder en Gran Bretaña. Me di cuenta de que en ese momento yo tenía que decir algo. Consideré que no había que hacer un arte perfecto, unas canciones técnicamente perfectas, sino hablar inmediatamente, cantar con urgencia. Por suerte era la época del punk rock y en ese momento no importaba que una canción sonara mal, sino en decir las cosas inmediatamente. P. Usted abandonó el Partido Comunista, pero ¿sigue siendo comunista? R. Si solamente hay dos respuestas a esa pregunta, como sí o no, entonces debería responder que sí, que sigo siendo comunista. En política me definiría como marxista-pesimista. P. ¿Por qué le atraen tanto García Lorca, Víctor Jara o Pablo Milanés? R. Porque escribían con humanidad. Lorca, además, escribía música, era más abstracto. Hay poemas suyos que no logro comprender del todo, pero me encanta la musicalidad que tienen. Lorca escribía con el alma. P. Se le suele comparar con Tom Waits. ¿Qué le parece? R. Bueno, supongo que es porque más o menos somos de la misma generación. Desde lejos da la impresión de que hay parecidos, que tenemos algo en común, pero la verdad es que no escucho mucho lo que hace, no lo conozco mucho. Me haría más feliz que me compararan con Compay Segundo. P. ¿Por qué siente tanto afecto por España? R. No es sólo por España, sino por todos los países hispanos, Cuba, Argentina... No sé por qué razón, el idioma hace que la música sea diferente. En todos los países en los que se habla español la música es especial. Como el son cubano... o el flamenco. El flamenco es lo profundo, es la música soul de Europa, es la música negra. No sé si es una tontería lo que voy a decir, pero creo que los gitanos son como los negros del delta del Mississippi. Cuando oigo flamenco es como si oyera cantar puro blues.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de junio de 1999