Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jáuregui dice que el PSE está abierto a cerrar pactos con todos los partidos Anasagasti, satisfecho con los resultados de las encuestas

El secretario de política autonómica del PSOE, Ramón Jáuregui aseguró ayer que el PSE-EE está abierto a pactar con "todos" los partidos políticos tras el 13-J. Una oferta que contrasta con el discurso del secretario general del PSE alavés, Fernando Buesa, cuyo mensaje cierra la puerta a posibles coaliciones con los nacionalistas vascos. "La participación del PSE-EE en los acuerdos de gobierno será imprescindible", declaró ayer Jaúregi, "como garantía de una sociedad no excluyente y para todos".

Para el ex secretario general de los socialistas vascos, el bloque nacionalista ha roto con el consenso que significó el Estatuto de Gernika y ha preparado el terreno a una solución a la violencia "que puede valer para una parte, pero no es para todos", por eso abogó por romper la dinámica de pactos exclusivamente nacionalistas como los que ya se dan en el Gobierno vasco. En un acto electoral celebrado en Basauri, Vizcaya, Jáuregi explicó que la intención de PNV, EA y EH es la de extender su acuerdo a diputaciones y ayuntamientos y sentar las bases de un pacto a medio y largo plazo que conduzca hacia la independencia del País Vasco, por medio de la autodeterminación. "Es una exigencia de ETA y EH al PNV para prolongar la tregua", destacó. Por su parte el secretario general del PSE-EE, Nicolás Redondo, pidió al presidente del PNV, Xabier Arzalluz, que diga si sus candidatos serán elegidos para enfrentarse a los problemas municipales o "para ir otra vez a Pamplona a hacer esa fatigosa y aburrida construcción nacional". "Debe decirlo hoy. No vale que luego el día 15 se vayan a Pamplona a hacer la cansina y mitificada Euskal Herria", recalcó Redondo en un acto electoral celebrado en Rentería. Redondo Terreros dijo que le preocupa que el PNV reclame ahora, al igual que HB, que se deje a los ciudadanos vascos decidir libremente su futuro. "¿Pero qué ha hecho el PNV en estos últimos veintidos años? Los ciudadanos de Euskadi llevamos decidiendo libremente desde 1976", sentenció. Protestas El líder socialista y los candidatos fueron recibidos y despedidos por una veintena de radicales que se concentró a las puertas del Instituto Koldo Mitxelena portando fotos de presos y coreando consignas en favor de los derechos de los reclusos. El secretario general del PSE-EE señaló al respecto durante su intervención que "en vez de hacer su campaña con sus proyectos, limitan nuestra libertad para hablar de nuestras ideas para Gipúzcoa". Redondo afirmó que el PSE-EE es "el único partido de la Comunidad Autónoma vasca que, en vez de polarizar la política y extremar las posiciones, quiere el acuerdo y el consenso". Según señaló, ese ha sido su "patrimonio histórico durante muchos años, perfectamente representado en la figura histórica de Ramón Rubial", y los socialistas quieren que "siga siéndolo". Así, subrayó que el PSE-EE sabe que "no hay futuro bueno para esta sociedad si no hay entendimiento entre los nacionalistas y los no nacionalistas". El coordinador del PSE-EE, Rodolfo Ares, denunció ayer las "continuas agresiones" de las que es objeto este partido por parte de radicales durante la presente campaña electoral y emplazó al líder de EH, Arnaldo Otegi, a que condene este tipo de actitudes. Por su parte el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Iñaki Anasagasti, se mostró satisfecho de los resultados de las distintas encuestas publicadas, que "le dan bien al partido", pero instó a sus compañeros a seguir trabajando y no confiarse. El dirigente del PNV señaló que las encuestas son una "foto" en un momento de la campaña electoral y que no se puede obviar que hay un porcentaje de ciudadanos que, o bien están indecisos o que no se quieren manifestar. En este sentido, afirmó que los sondeos sólo sirven de "orientación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de junio de 1999