Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Imefe investiga al directivo que pidió a una clase de restauración que arreglara piezas de su propiedad

El Instituto Municipal para el Empleo y la Formación Empresarial (Imefe) investiga la denuncia de un antiguo monitor de restauración, Jorge Paz, que acusa al director de Servicios de Formación, Luis de Solana, de encargarle trabajos particulares a él y a sus alumnos.El concejal de Hacienda y miembro de la junta rectora del Imefe, Pedro Bujidos, reveló ayer que esta institución investiga la queja desde abril pasado. "No se nos puede acusar de eludir nuestra responsabilidad ahí", explicó el concejal. "Vamos a ver qué es lo que ha pasado ahí y se actuará en consecuencia", prosiguió el responsable de las finanzas municipales.

Luis de Solana reconoció a este periódico haber encargado a Paz que arreglaran, él y sus alumnos, un cabecero de cama modernista del siglo XIX, dos pequeñas esculturas chinas y dos tallas religiosas, una de una virgen y otra de un san Antonio. El alto directivo justificó su decisión apelando a la falta de material para que practicaran los alumnos.

El monitor denuncia también que no se le renovó el contrato en agosto de 1998 debido a que se negó a restaurar más muebles del alto cargo tras visitar su casa. En una nota hecha pública ayer por el Imefe se dice que este profesor no fue contratado "porque ya estaba trabajando en otra entidad". Y añade: "Para la buena marcha de estos cursos resultan necesarias las prácticas de los alumnos en objetos reales. La mayor parte de ellos los aporta el Ayuntamiento o el Imefe, aunque en ocasiones los propios alumnos o los monitores proporcionan objetos de pequeña entidad y de escaso valor". El Imefe prosigue diciendo que "no se aceptan objetos de valor". De Solana asegura que sus piezas reparadas no tenían valor. El monitor sostiene todo lo contrario.

La edil de IU Marisa Castro ha criticado "el estado en que se encuentra un instituto municipal en el que se gestionan las cosas como si se tratara de un cortijo particular". En la nota difundida por el Imefe se achaca la denuncia al periodo de campaña: "Resulta sospechoso que se saque a la luz este expediente justo en época electoral".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de junio de 1999