Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS - ROLAND GARROS

Corretja juega su mejor partido

El barcelonés se medirá en cuartos a Meligeni, que eliminó sorprendentemente a Mantilla

Al comienzo de la segunda semana, sólo Àlex Corretja sigue entre los españoles con paso firme en el torneo masculino de Roland Garros. Las cosas se torcieron en los últimos días y la armada fue perdiendo representantes hasta quedarse en cuadro y sin su buque insignia, Carles Moyà. Ayer, el tenis español sufrió la penúltima derrota, cuando Félix Mantilla fue eliminado de forma sorprendente por el brasileño Fernando Meligeni (54º mundial), que a sus 28 años alcanzó por primera vez unos cuartos de final del Grand Slam. El testigo lo tiene ahora Corretja, próximo rival de Meligeni, y ya no quedan más bazas. Pero su partido de ayer frente a la revelación austriaca Stefan Koubek invita al optimismo.A medida que ha ido entrando en el torneo, Corretja se ha ido reencontrando con su mejor juego. Comenzó mal frente a Germán Puentes, y prosiguió con problemas ante Fernando Vicente, que le forzó a las cinco mangas tras haber ganado con solvencia las dos primeras. Pareció más estable cuando afrontó la tercera ronda frente al argentino Gastón Gaudio. Pero hasta ayer no pareció encontrar la estabilidad.

Ayer alcanzó el grado de inspiración preciso para convertir a Koubek en un tenista buen pegador pero fallón (88 errores no forzados), desequilibrar su cabeza y dejarle fuera del torneo como si se tratara de un tenista mediocre. Eso lo consiguió Àlex el día siguiente a una alergia que le dejó el cuerpo lleno de granos y que sembró dudas sobre su participación en el torneo. Àlex se despertó ayer muy recuperado y con la afección bajo control. "Cuando me vi hinchado y lleno de granos me pareció horrible. La sensación que tuve fue que el torneo se había acabado para mí. Por suerte, esta mañana estaba mucho mejor, y eso me ha dado moral para salir a la pista e intentar resolver pronto el partido", señaló.

"El problema fundamental es que si el partido se alarga", había comentado el doctor Ruiz Cotorro antes del partido, "los antiestamínicos le producirán cansancio". Y así fue. Àlex jugó a un altísimo nivel en las dos primeras mangas, pero en la tercera empezó a notar el cansancio, las piernas le pesaban y las reacciones no eran automáticas. Eso permitió a Koubek entrar de nuevo en el partido y llegar a disponer de tres bolas de set, con 5-4 y servicio en la tercera manga. Pero fue allí donde Àlex demostró la frescura de su mente y la calidad de su juego. En vez de afrontar la situación de forma resignada, jugando desde el fondo de la pista y esperando el error de su rival; buscó los tres puntos y los ganó.

Y así evitó que el partido se le complicara.

Eso fue algo que nunca hizo Félix Mantilla en su enfrentamiento de ayer ante el brasileño Fernando Meligeni. El español perdió en cuatro mangas y acabó desesperado al ver que se le escapaba una excelente oportunidad para regresar a los cuartos de final de Roland Garros. Mantilla comenzó el partido nervioso, excesivamente tenso, y lo pagó cediendo la manga inicial en 24 minutos. Con una entrega de la que sólo un luchador como él es capaz, se superó a sí mismo para entrar en el partido y comenzar a jugar. Logró ir resquebrajando la fortaleza que había creado Meligeni, y pareció incluso tener encarrilado el encuentro tras ganar la segunda manga, cuando dominó con 2-0 la tercera. "Para mí", reconoció Mantilla, "aquél fue el momento crucial. Él empezaba a tener problemas y yo no supe rematarle". Mantilla se mostró demasiado conservador, le faltaron un poco de agresividad y una buena dosis de confianza. Esa confianza es lo que ha impulsado al ucranio Andréi Medvedev en este torneo. Hundido en el puesto 100º de la clasificación mundial, el ucranio recuperó finalmente la ilusión por el tenis en el torneo de Montecarlo de este año, cuando una lesión le obligó a permanecer parado durante 15 días. "Fue lo mejor que podía ocurrirme", comentó. "Vi varios partidos por la televisión y me di cuenta de que a todos aquellos jugadores podía ganarles trabajando duramente. Y lo hice". Ayer Medvedev se impuso al último francés del cuadro, Arnaud Di Pasqualle, en tres mangas. Y se clasificó para los cuartos de final en los que se enfrentará al brasileño Kuerten, que sigue siendo, junto a Ríos, el gran favorito.

Hoy vuelve el torneo femenino, con los cuartos de final. Arantxa jugará frente a la austriaca Sylvia Plischke, 34ª mundial, ante la que perdió hace unas semanas en Roma por 6-4, 6-1. Roland Garros, sin embargo, es un torneo muy especial para la española. Conchita tendrá también un durísimo partido frente a la estadounidense Monica Seles. El balance de sus enfrentamientos es atroz para la española: 15 derrotas por una victoria.

Resultados. Octavos de final. Masculinos: Corretja (6º cabeza de serie) vence a Koubek (Austria) por 6-2, 6-3, 7-5. Meligeni (Brasil), a Mantilla (14º) por 6-1, 5-7, 7-5, 7-6 (7-1). Kuerten (Brasil, 8º), a Ulirach (R. Checa) por 6-4, 6-4, 6-2. Medvedev (Ucrania), a Di Pasqualle (Francia) por 7-6 (7-5), 7-6 (7-3), 6-1.

Orden de juego para hoy. Pista central (12.00): Plischke (Austria)-Arantxa Sánchez (7ª cabeza de serie). Hrbaty (Eslovaquia)-Ríos (Chile, 9º). Agassi (EEUU, 13º)-Filippini (Uruguay). Pista Suzanne Lenglen (12.00): Hingis (Suiza, 1ª)-Schwartz (Austria). Graf (Alemania, 6ª)-Davenport (EEUU, 2ª), Conchita Martínez-Seles (EEUU, 3ª).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 1999