Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça castiga la abulia de Estudiantes

A los azulgrana les bastó un leve acelerón para resolver el primer partido

Tres triples de Djordjevic y dos de Esteller, casi de golpe, bastaron para que Estudiantes se rendiera sin condiciones. Tan extraño y tan inusual como el partido que depararon Barça y Estudiantes, sin intensidad, sin alardes, sin ritmo, como si no se tratara del primero de la serie de toda una semifinal de la Liga ACB y como si Estudiantes, por una vez en su vida, hubiera asumido desde el principio el papel de víctima propiciatoria. Así las cosas, estaba poco menos que cantado el triunfo del Barça. Pero la abulía estuvo repartida y sólo una segunda parte aceptable dejó medianamente tranquila la conciencia del grupo azulgrana que apenas dio crédito a las facilidades que se le dieron.Estudiantes y Barça se pasaron media parte mirándose de reojo. El recelo disolvió la adrenalina que distingue a ambos bandos. El temor de cada equipo a ser objeto de un nuevo estropicio enrareció el juego. El Barça había perdido por 16 puntos ante Estudiantes hace apenas un mes. Y una semana después Estudiantes sucumbió por un punto más en el Palau Blaugrana. Un triple y cinco tiros libres se vieron en todo el primer tiempo. Muy significativo. Ni hubo atrevimiento a la hora de lanzar desde fuera ni se produjeron grandes refriegas bajo los aros. Allí dominó Estudiantes pero lo consiguió gracias a su astucia para buscar a Vandiver o De Miguel en el momento preciso, cuando Dueñas resoplaba en el centro de la pista en su intento por regresar a tiempo para defender o cuando la defensa azulgrana intentaba multiplicarse con acciones de dos contra uno fatalmente sincronizadas. Las canastas, las pocas canastas, eran tan fáciles que caían en la ñoñería, como todo el juego, impropio de una semifinal de Liga. Los pivots del Barça no tenían ascendencia alguna sobre el juego y las pérdidas de posesión se sucedían a pesar de la falta de intensidad en el juego. Los detalles de calidad de los azulgrana, en cuentagotas, les bastaba para mantener el tipo.

BARCELONA 77 ESTUDIANTES 66

Barcelona: Djordjevic (19), Esteller (13), Gurovic (4), Alston (6), Rentzias (11); Nacho Rodríguez (2), Xavi Fernández (7), Dueñas (11), Oriol Junyent (2) y De la Fuente (2). Estudiantes: Azofra (5), Washington (9), Carlos Jiménez (6), Reyes (4), Vandiver (15); Gonzalo Martínez (6), De Miguel (16), Robles (5) y Bárcenas (0). Árbitros: Betancor, Martín Bertran y Redondo. Palau Blaugrana. 5.800 espectadores. Primer partido de la semifinal al mejor de cinco encuentros. El segundo se disputará mañana, de nuevo en el Palau Blaugrana (18.15, La2). En la otra semifinal, el Real Madrid recibe hoy (20.30, La2) al Caja San Fernando en el primer partido de la serie.

La cosa se animó gracias a los triples, tres consecutivos de Djordjevic seguidos prácticamente por otro par de Esteller, abrieron la primera brecha: 42-35 y 48-40. Estudiantes se quedó con De Miguel como única tabla de salvación. Y fue sucumbiendo (57-42) sin mayor necesidad de que el Barça forzara la máquina, con la garra de Esteller y la voluntariedad y majestuosidad física de Dueñas como motores.

Hoy, Madrid-Caja

La otra eliminatoria semifinal, entre el Real Madrid y el Caja San Fernando, empieza hoy (20.30, La 2). El ganador de esta semifinal se asegurará un puesto en la próxima edición de la Euroliga que hasta ahora sólo tiene asegurado el Barcelona.El Real Madrid pretende obtener un título que no se adjudica desde 1994. El Caja San Fernando aspira a volver a sorprender al equipo madridista como ya sucedió en 1996 cuando lo eliminó en las eliminatorias de cuartos de final. El Madrid, segundo en la fase regular, parte con ventaja de campo en la eliminatoria al mejor de cinco partidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 1999