Siemens, acusado de deslocalización

Los sindicatos británicos han acusado al grupo Siemens de haber cerrado una factoría en el Reino Unido, cuando piensa abrir otra en Francia. Por ello van a pedir información a Bruselas para saber si le van a conceder subvenciones en Francia, tras la deslocalización de actividades. El Gobierno británico por su parte ha pedido a la empresa que devuelva ayudas por importe de 18 millones de libras (4.515 millones de pesetas).-

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de abril de 1999.

Lo más visto en...

Top 50