Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía centrará el plan de lucha contra la inflación en energía, sanidad y transporte

El Ministerio de Economía se ha planteado rebajar algunos precios de productos energéticos (gas y electricidad) como una de las principales medidas del plan para contener la inflación y que tiene previsto aprobar el Consejo de Ministros del viernes. Las medidas afectarán también a la sanidad, los servicios profesionales y el transporte, según adelantó ayer el secretario de Estado de Economía, Cristóbal Montoro. Aunque en un principio se contempló reducir el impuesto de carburantes, ahora se descarta, porque se considera que reducir el déficit es prioritario para el control de la inflación.

Economía busca una eficacia inmediata con estas medidas, ya que no se quiere que la inflación rebase el 2% cuando en todos los demás países del euro la media no llega al 1%. El Banco Central Europeo (BCE) ha puesto el techo del 2% para los países de la zona, algo que España puede tener dificultades para cumplir, sobre todo ahora que el precio del dinero ha bajado al 2,5%. En febrero se situó en el 1,8%, lo que está previsto para todo el año y por el impacto negativo de la subida del petróleo. El secretario de Estado de Economía, Cristóbal Montoro, aunque sin concretar, avanzó ayer que las medidas afectarán a los sectores de la energía, el transporte, los hidrocarburos, la sanidad y los servicios profesionales.

Un efecto directo tendría, en este sentido, la rebaja en el impuesto especial que grava las gasolinas. En Economía se ha contemplado esa posibilidad, aunque finalmente no ha pasado de ser una reflexión, porque al llevarlo sobre el papel se han dado cuenta de que supondría disminuir la recaudación y afectaría negativamente al déficit público, y eso son palabras mayores, según Economía.

Lo que, según esas fuentes, podría tener posibilidades de prosperar es una reducción de precios en gas y electricidad, tanto doméstica como industrial, aunque Industria se muestra reticente a profundizar de forma inmediata en las medidas de liberalización del sector eléctrico. El ajuste eléctrico se encauzaría mediante la profundización en la liberalización del mercado eléctrico. Según explicó ayer el secretario de Estado de la Energía, José Manuel Serra, en el primer trimestre, los costes eléctricos de los grandes consumidores han descendido un 10,3%.

Liberalización

Un adelanto en el calendario liberalizador del mercado eléctrico (la libertad plena de elección de suministrador está prevista pare el 2007) podría ayudar al control de precios, si bien, según Serra, hay más margen para actuar en otros sectores energéticos toda vía menos liberalizados, como son el del gas, donde Industria estudia cambios en el sistema de peajes para aumentar la competencia, y el de los carburantes.

Industria pretende asimismo agilizar el proceso administrativo que debe culminar en la instalación de nuevas centrales de ciclo combinado (gas natural y carbón), con una potencia solicita da de 10.300 megavatios.

Economía está especialmente sensibilizada con el sector servicios, y en especial el turismo, cuyas subidas de precios han estado en el punto de mira de los responsables de la política económica. En esa línea, baraja también un descenso en el impuesto que grava los seguros sanitarios, con el fin de abaratar los precios en el sector servicios, ahora en el 3,5% según Montoro, que añadió que se trata de "no perder un segundo" en el control de la inflación, y dijo que con este plan se pretende abaratar la vida económica.

El IPC que se conocerá el jueves, correspondiente a marzo, dará la medida de las urgencias del Gobierno. Las previsiones apuntan a que la inflación de los últimos 12 meses se situará en torno al 0,2%, al filo de las exigencias del BCE. En marzo del pasado año, la inflación fue cero, y las previsiones apuntan a un 0,2% ó 0,3%, este marzo respecto de febrero.

Por otra parte, el secretario general de la OCDE, Donald Johnston, en su primera visita oficial a España, declaró que la economía española "no tiene riesgo de recalentamiento" si su crecimiento se sitúa en torno al 3% Por su parte, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, consideró ayer "dudoso" que la bajada de medio punto del tipo de interés básico decidido por el BCE beneficie a España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de abril de 1999

Más información

  • El Gobierno estudia posibles rebajas de los precios del gas y la electricidad