Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

SIETE DÍAS VIVO DENTRO DE UN SARCÓFAGO

En un descampado a orillas del río Hudson, en Nueva York, un hombre ha permanecido siete días en un sarcófago a dos metros bajo tierra, sin comida y orinando por un tubo de plástico. Se llama David Blaine y lo ha hecho por su propia voluntad. Es un famoso mago neoyorquino de 25 años que ayer fue desenterrado y transportado en ambulancia a ver a un médico. Iba temblando, pero sonreía porque había logrado su objetivo: llevar a la práctica un espectáculo de autocontrol que planeó, sin llegar nunca a realizarlo, el mítico Harry Houdini. Blaine, de rasgos hispanos, es un trilero de lujo, mago callejero amigo de Leonardo DiCaprio y otras celebridades neoyorquinas. Robert de Niro quiere plasmar en cine su increíble carrera profesional, que incluye, según dicen, la capacidad de levitar. El lunes de la semana pasada se tumbó en un sarcófago de plexiglás transparente y le metieron en un agujero de dos metros, luego echaron encima tres mil litros de agua para que la gente le pudiera ver desde arriba durante los siete días. Unas 75.000 personas han ido a verle. Blaine estaba siempre inmóvil, en pijama sobre una colchoneta, haciendo meditación o sonriendo a los visitantes. Bebía un trago de agua cada 24 horas. No hubo trampa ni cartón, y ayer la multitud celebró con aplausos su regreso a la vida.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de abril de 1999