Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La revisión del plan de L"Altet dobla la superficie actual del aeropuerto Los terrenos al norte y al este del aeródromo serán expropiados

El aeropuerto de Alicante expropiará el suelo que necesita para su expansión. Así lo contempla la revisión del Plan Director de L"Altet, proyecto que el Ministerio de Fomento aprobará en los próximos meses como documento de planeamiento urbanístico. El visto bueno del Gobierno central llevará implícita la declaración de utilidad pública, a efectos expropiatorios, de los bienes de titularidad privada incluidos en la ampliación, los comprendidos dentro de la nueva delimitación de la zona de servicio del aeropuerto.

La reserva de terrenos prevista en el Plan Director, al norte y al este de las actuales instalaciones, es inmensa: dobla la extensión actual del aeródromo. Quiere esto decir que L"Altet será, a corto plazo, más del doble de grande de lo que es ahora. Aunque el documento que se revisa prevé la construcción de una nueva pista, el director del aeropuerto, Jaime Santapau, aclara que se trata de una previsión a largo plazo. La pista actual es capaz de soportar 45 movimientos por hora; en la actualidad, sólo registra 18. "Hay por tanto margen de maniobra", sentencia Santapau. El documento de revisión se encuentra muy avanzado. "En dos o tres meses estará listo para su aprobación por el Ministerio de Fomento", asegura el director. Antes, el Plan Director se someterá a informes del Ayuntamiento de Elche (El Altet pertenece a ese término municipal) y del Plan de Acción Territorial del entorno metropolitano de Alicante, un proyecto que promueve la Consejería de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes (COPUT) para ordenar el sector entre la capital alicantina y Elche. No terminan aquí los trámites burocráticos, pues también los ministerios de Defensa, Interior y Medio Ambiente deben refrendar el documento. El aeropuerto crecerá hacia los únicos dos puntos que puede: norte y este. Y lo hará progresivamente, en función de sus necesidades. El Plan puede reservar dentro de la zona de servicio del aeropuerto otras actividades complementarias, comerciales e industriales, cuya localización en el aeródromo esté justificada o sea conveniente por su relación con el tráfico aeroportuario, por la naturaleza de los servicios que presten a los usuarios, así como los espacios destinados a equipamientos. Estas actuaciones deben realizarse a través de un plan especial. Terminal de pasajeros Más a corto plazo se ampliará la terminal de pasajeros. El ente público Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) ha encargado a la empresa INITEC el estudio funcional del área terminal de pasaje. Esta firma, asociada a la consultora norteamericana Leig Fisher Associates, radicada en el aeropuerto de San Francisco, tiene muy avanzado el proyecto, según la dirección de El Altet. Asimismo, las empresas SPIM y ALG están desarrollando el diseño funcional de instalaciones de carga del aeródromo alicantino. Los contactos de la dirección de L"Altet con Terra Mítica, el parque temático que se construye el Benidorm, son permanentes. La dirección del aeropuerto no descarta la firma de un acuerdo de colaboración con la sociedad, del mismo modo que existen acuerdos firmados entre AENA y otras instituciones, como el suscrito con el Patronato de Turismo Costa Blanca. Santapau recuerda el espectacular incremento de pasajeros que registró el aeropuerto de Reus cuando se puso en marcha Port Aventura: "El impacto de Terra Mítica en L"Altet está garantizado". Casi cinco millones de pasajeros registró el aeropuerto de Alicante en 1998, con un incremento del 9,67% en relación al año anterior, unas cifras que han permitido situar L"Altet en el sexto lugar de los aeropuertos españoles en tráfico aéreo, por detrás de Madrid-Barajas, El Prat de Barcelona, Son Sant Joan en Baleares, Los Rodeos en Tenerife y el de Málaga. Sobre la procedencia de los vuelos, en 1998 se registró un espectacular aumento de pasajeros rusos. La estadística revela que 38.235 pasajeros de ese país desembarcaron en Alicante en 1998, un 31,78% más que el año anterior. El único retroceso se ha detectado en los vuelos de los países nórdicos, de Islandia y Suecia, en los que ha descendido el número de pasajeros un 2,93% y un 12,96% respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de febrero de 1999