El nuevo muelle "Príncipe Felipe" coloca al Puerto de Valencia entre los tres primeros del litoral mediterráneo

El nuevo muelle Principe Felipe, 1,6 millones de metros cuadrados ganados al mar, sitúan al Puerto de Valencia entre los tres primeros del litoral mediterráneo, según explicó ayer su presidente, Juan Antonio Mompó. Éste anunció la fecha de inauguración de la ampliación sur, el próximo 2 de marzo, y la presencia del Príncipe Felipe al acto. "Con esta obra, el puerto cierra las ampliaciones de este siglo", añadió Mompó. El puerto inició esta obra en 1991 y en su construcción han participado 44 empresas, de las que 27 -un 65%- son valencianas y el resto son compañías nacionales con sede en la Comunidad. En total se han invertido 35.000 millones de pesetas, 15.000 para abrigar el muelle y 20.000 millones de pesetas en la construcción del muelle en sí. Salvo 5.000 millones de pesetas, procedentes de fondos europeos, el resto de la financiación ha corrido a cargo del propio puerto, indicó el director general, Rafael del Moral. El muelle está a pleno rendimiento desde hace 15 días en que se inició la explotación del servicio de grúas. "Estamos en un momento dulce. Somos el puerto de vanguardia del Mediterráneo", subrayó el presidente. Mompó justificó la ampliación de las instalaciones portuarias de Valencia en el crecimiento que ha registrado el tráfico de mercancías en los últimos años. De hecho, el tráfico total de mercancías ha pasado de los 10,5 millones de toneladas de 1993 a los cerca de 20 millones del año pasado. El tráfico de contenedores, el punto fuerte de Valencia, superó el pasado ejercicio la frontera del millón de contenedores, con un crecimiento sobre el año anterior del 20%. "Esperamos que se mantenga esta tendencia a lo largo de 1999", dijo el presidente. Mompó recordó, no obstante, que estas instalaciones se ven obligadas a renovar a cada momento su competitividad, de ahí la importancia del puerto seco de Madrid, la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) o la línea ferroviaria. "Hoy existe una lucha encarnizada entre seis o siete puertos del Mediterráneo [Génova, Spezia, Marsella, Barcelona, Valencia y Algeciras]. No podemos perder el carácter interoceánico", aseguró Del Moral. Según un estudio, Valencia acumularía unas pérdidas de 250.000 millones de pesetas en cinco años si perdiera esta catalogación. "Sería zona catastrófica permanente", valoró el director general del puerto. Para futuras ampliaciones, los gestores del puerto barajan convertir las instalaciones portuarias de Sagunto en su tercer apéndice. En breve, el puerto pondrá en marcha la prolongación del muelle de costa, donde habitualmente se embarcan los vehículos que Ford exporta por vía marítima. Rafael del Moral explicó que en breves fechas la italiana FIAT también introducirá sus coches en España a través de Valencia. "El próximo 23 de marzo se conocerá la empresa adjudicataria de estas obras", indicó Del Moral. Con motivo de la inauguración del nuevo muelle, el Puerto de Valencia inició a mediados de febrero una campaña de publicidad, en la que han invertido cerca de 50 millones de pesetas. "Pretendíamos evitar esa afirmación de que el puerto vive de espaldas a la ciudad", declaró Mompó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 23 de febrero de 1999.

Lo más visto en...

Top 50