Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenados siete policías por detener ilegalmente y torturar a toda una familia

La Audiencia de Madrid ha condenado a siete policías por detener ilegalmente y torturar a seis miembros de una familia en una comisaría madrileña. El relato de los hechos, ocurridos en la Nochevieja de 1989, es de una dureza inusitada: dos de los agentes sacaron del calabozo al padre de familia y le pusieron una pistola en la cabeza. Descompuesto de miedo, el hombre defecó y los agentes le obligaron a recoger los excrementos con las manos. Después sacaron del calabozo a tres de sus hijos, de entre 11 y 15 años de edad, les desnudaron y golpearon al mayor. El tribunal, que señala que las víctimas eran "cíngaros", condena a los dos principales implicados a seis meses de arresto y siete años de inhabilitación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 1999