Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Negocio mínimo

Las bolsas se mueven sin rumbo y los datos económicos no parecen capaces de aportarles estabilidad, toda vez que la mejor de las situaciones está descontada. La tasa de paro en Estados Unidos ha sorprendido a los analistas, que esperaban una menor generación de empleo, tal vez para no tener que hacer frente a un dato caliente. No obstante, la creación de 245.000 nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos en el mes de enero no ha supuesto variación alguna en la tasa de paro, que se mantiene en el 4,3%.

Así, los indicadores bursátiles se dedicaron a deambular entre diferentes interpretaciones de esos dos datos, con un resultado neutro a media sesión, ya que el índice Dow Jones subía un solo punto, mientras que los índices Nasdaq volvían a caer más del 2,5%, a media jornada. [El mercado neoyorquino cerró con un pequeño retroceso de 15, 45 puntos (0,17%) del índice Dow Jones, quedó en 9.289, 051].

La Bolsa española imitó ese comportamiento indeciso, sobre todo porque tampoco aquí los datos económicos parecen capaces de animar a los inversores a comprar, es decir, a apostar por una mejora de las cotizaciones a corto plazo.

La contratación del mercado continuo fue la más baja del año, con 743,98 millones de euros, 123.789 millones de pesetas. Una de las cuestiones que tiene el mercado pendiente de resolver es la de si esas cifras de contratación son bajas o si, simplemente, las del comienzo del ejercicio fueron extraordinarias. Este último punto parece confirmarse cada día que pasa. El índice general de Madrid ha perdido un 0,39%, 3,44 puntos en esta semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 1999