La oposición tacha de electoralista el plan de drogodependencias

Portavoces del PSPV y Nova Esquerra reaccionaron ayer airadamente ante el anuncio de un nuevo plan de drogodependencias por parte del Consell. Carmen Lorenz, socialista, y Pedro Zamora, de NE, coincidieron al tachar el plan como electoralista, recordaron que llega con un retraso considerable y denunciaron que carece de dotación presupuestaria. El plan de drogodependencias, desarrollo de la ley del mismo nombre, debía estar elaborado en en mayo de 1998. Fue presentado por Marcela Miró, consejera de Bienestar Social, en septiembre de 1998. Pero la propia Miró compareció el martes después de la reunión del Consell para reiterar, punto por punto, su discurso de meses atrás. Lorenz identificó el proyecto con el denominado plan gerontológico, que también compete a Bienestar Social, y aseguró: "No es más que otro anuncio electoralista del gobierno Zaplana que envuelve en papel de regalo unas partidas ya incluidas en los presupuestos de la consejería de Bienestar Social para 1999". La diputada socialista denunció "las maniobras manipuladoras que adopta el gobierno Zaplana para difundir sus inversiones" y lamentó que fije objetivos sólo a cuatro años vista. También recordó que la elaboración del proyecto no ha contado con "la opinión de las provincias ni de los municipios de las Comunidad Valenciana, como corresponde a la elaboración de un plan autonómico". Zamora también citó el precedente del plan gerontológico y recordó que el proyecto anunciado el martes "excede los cinco meses que le quedan al gobierno sin que exista la financiación adecuada; sin que exista siquiera el propio plan más allá de las declaraciones de la consejera Marcela Miró".

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de febrero de 1999.

Se adhiere a los criterios de