Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UA cambiará la resolución que vulnera la Constitución

Unidad Alavesa tendrá que modificar en un futuro congreso la resolución numero 79 de su último cónclave general, que fue declarada nula por una sentencia judicial dictada el pasado día 25. El partido de Pablo Mosquera asumió ayer el mandato del juez, que consideró que esa resolución, introducida para posibilitar la expulsión con abandono de los cargos públicos del sector crítico encabezado por Ramón Garín, vulnera el artículo 23 de la constitución. Este artículo se refiere a los derechos a la participación política y las interpretaciones de él efectuadas por varias sentencias del Tribunal Constitucional han atribuido esos derechos a los ciudadanos y no a los partidos políticos. El dirigente alavesista Antón Sáez de Santamaría señaló ayer que su partido acata la interpretación del juez Iñigo Elizburu, asume que la resolución en cuestión no es ajustada a derecho y que la rehará, suprimiendo los párrafos anulados por la resolución judicial, en su próximo congreso. Entretanto, Unidad Alavesa da por anulada la vigencia de esa resolución aprobada en su última asamblea general, celebrada en plena crisis del partido, en otoño de 1997. No obstante, Sáez de Santamaría insistió en que el sector crítico, hoy convertido en el partido Democracia Foral de Álava, debió dejar sus cargos públicos al partido que los colocó en las listas electorales, si no por obligación legal, sí por "vergüenza torera". El dirigente alavesista les acusó de ser "una pandilla de amigos que realizan una política rastrera, chabacana y de interés personal". Sáez de Santamaría reiteró que UA no recurrirá la sentencia, que, en su opinión, "desenmascara a quienes actuaron como vestales ofendidas" y han fracasado en su pretensión de que el juez declarara nulo el Congreso en su totalidad. "Estamos muy contentos con esta sentencia", aseguró. La misma alegría mostraron sus ex-compañeros escindidos, que conforman el grupo Nuevos Foralistas en las Juntas Generales de Álava. Ramón Garín y Raúl Reyero valoraron positivamente la sentencia y resaltaron el carácter inconstitucional de la resolución y la votación que provocaron su abandono del congreso del 97 y del propio partido. "La sentencia, dijo Garín, demuestra que Unidad Alavesa es un fraude a la democracia y que el congreso de octubre del 97 se convocó con la única meta de expulsarnos". Garín, portavoz de Unidad Alavesa en las Juntas Generales hasta unos meses antes de la controvertida asamblea, instó a su antiguo partido a "pedir disculpas públicas a los ciudadanos a los que pretendió suplantar". El foralista dijo darse por satisfecho con la sentencia y anunció que tampoco su partido la recurrirá. Se conforman, vino a decir, con que UA siga recibiendo "bofetadas de la Justicia" y con dejar de manifiesto que "el partido de Mosquera y sus muchachos es tan inconstitucional como lo pudo ser en su momento HB".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de enero de 1999