Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Miguel de los Reyes, tonadillero

El tonadillero y bailaor malagueño Miguel de los Reyes, paisano y heredero natural de Miguel de Molina, murió ayer a los 69 años en el hospital Carlos de Haya de Málaga víctima de una cardiopatía isquémica y una insuficiencia pulmonar grave que le mantenía ingresado en el hospital desde el pasado lunes. A pesar de padecer bronquitis crónica desde hace años, De los Reyes continuaba fiel al tabaco que castigó sus pulmones. Según confesó, mantenía un ritmo de consumo de tres cajetillas diarias.Miguel Quesada, que nació en el popular barrio malagueño de la Victoria, debutó en los años cuarenta como tonadillero en el teatro Olimpia de Málaga. De voz cascada, desarrolló un estilo cercano al de su amigo Miguel de Molina o al del Príncipe Gitano. Hasta la semana pasada siguió dando clases de baile en su academia.

De los Reyes vivía con su hermana Julia, en una casa de su barrio natal rodeado de recuerdos. Tras su periplo madrileño, marchó en los años cincuenta a Argentina donde grabó varias películas. Con su compañía de baile llevó a Madrid a Camarón cuando éste tenía 16 años. Entre sus éxitos destacan Que me perdone Dios y Antonio Romance. Su último disco fue Feria de coplas. Siempre consideró que Málaga no le trató como merecía.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 1999