Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

EL RESIDUO GUERRA

Había terminado Juan José Lucas, presidente de la Junta de Castilla y León, su intervención ante parlamentarios autonómicos de su partido en una reunión sobre problemas de medio ambiente y, al comenzar a hablar con los periodistas, comentó: "Por cierto, y ya que hablamos de residuos, creo que esta noche viene a cenar a Salamanca Alfonso Guerra..." Y, efectivamente, en cuanto el ex-vicepresidente del Gobierno socialista llegó para cenar con militantes salmantinos, los periodistas le requirieron opinión sobre el comentario del dirigente popular. "¡Es más gracioso el señor Lucas, tiene una guasa!... Es tan gracioso que su suegra le dará un codazo a su hija y le dirá: qué gracia tiene tu marido", replicó Alfonso Guerra, que luego tildó a Lucas de "manifiestamente incompetente que ahora parece saber hacer chistes". Después, durante el acto con los militantes salmantinos, el secretario provincial, Emilio Melero, apuntó que si Lucas calificaba de residuo a Guerra, de él bien se podía señalar en tierra de toros que había quedado como desecho de tienta a raíz de lo que le había ocurrido en la remodelación del Gobierno de Aznar en el que trataba de alcanzar un ministerio. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de enero de 1999