Un hombre hiere a un niño al disparar con una escopeta a su mujer

Miguel Ángel V. C., de 35 años, disparó sobre su mujer, Inés, dos años menor que él, con una escopeta de perdigones. Pero falló y los plomos alcanzaron a un niño que jugaba en la calle. El hecho ocurrió, según la policía, el pasado domingo, en la calle Gallur (Carabanchel); el agresor fue detenido el miércoles por la noche. El pequeño recibió los perdigonazos en la espalda, el costado y el glúteo. Las lesiones fueron leves.El motivo: el agresor y su esposa habían mantenido una disputa familiar. La mujer, toxicómana, se enfadó, se apoderó del teléfono móvil de su marido y se fue al cerro de La Mica para cambiarlo por droga, según la policía. Al regresar a casa, Miguel Ángel le propinó varias patadas. La mujer salió corriendo a la calle, y su marido, desde la ventana, comenzó a dispararle. Al ver que no le daba, bajó a calle y siguió disparando, con la mala fortuna de que la víctima fue un un menor de 13 años que jugaba en ese momento en la calle.

Tras detener al matrimonio, la policía ha decomisado dos escopetas del calibre 12 y abundante munición, que halló en casa de la suegra de Miguel Ángel. La pareja, en un principio, culpó de los disparos a un hijo, de 14 años, aunque varios testigos identificaron a Miguel Ángel como autor de la agresión.

Miguel Angel ya protagonizó un incidente similar en noviembre de 1992, cuando disparó contra las ventanas de la casa de unos familiares porque, según explicó, no le informaban del paradero de su mujer, a la que buscaba porque le había quitado dos escopetas para cambiarlas por droga. Además, Miguel Angel tiene antecedentes por tráfico de drogas y robo con violencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de enero de 1999.

Lo más visto en...

Top 50