Seat anuncia planes ambiciosos para su presencia en el Mundial de rallies

"Creemos que pronto llegará la primera victoria de Seat en el Mundial". Lo dicen, cada vez con la boca menos pequeña, los miembros de más peso dentro de la escudería española, que el próximo lunes comenzará su participación en el campeonato del mundo. El Rally de Montecarlo supondrá el inicio del primer curso completo dentro de la élite para Seat y su Córdoba world rally car, que deberá medirse al Toyota Corolla de Carlos Sainz, al debutante Ford Focus, al Subaru Impreza y al campeón Mitsubishi Lancer.Ayer, en el circuito del Jarama, se levantó oficialmente el telón a la temporada, con la presentación del equipo. Los dos pilotos titulares, el finlandés Harri Rovanpera y el italiano Piero Liatti, junto con la apuesta de futuro que supone Salvador Cañellas junior, mostraron la nueva decoración de su coche. Los patrocinadores principales siguen siendo MoviStar, Maxon y Repsol.

La actividad para los pilotos y técnicos, sin embargo, casi ni se ha detenido durante la Navidad. Han entrenado en varios países, cubriendo miles de kilómetros sobre todas las superficies posibles, que han servido para seguir evolucionando un coche que, desde su estreno en Finlandia el año pasado, sólo ha corrido cuatro rallies. En el último de ellos, el de Gran Bretaña, consiguió sumar su primer punto.

La incorporación de Liatti puede resultar decisiva para mejorar el Córdoba world rally car. Aporta una experiencia con este tipo de coches que no tenía ninguno de los pilotos que trabajaban con él. El vencedor del Rally de Montecarlo de 1997 con Subaru confirma las expectativas de su nuevo vehículo: "Es una máquina muy buena. Pronto nos dará satisfacciones". Seat aprovechó el acto de ayer para festejar sus tres títulos consecutivos en la segunda división, la de dos litros, que deja de lado para concentrarse en el Mundial absoluto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS