Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yeltsin sale del hospital tres horas para destituir a cuatro asesores

Borís Yeltsin, hospitalizado desde hace dos semanas por una neumonía, abandonó ayer tres horas el hospital para llegar a su despacho y destituir al jefe de la administración presidencial y a sus tres más directos colaboradores, oficialmente por su incompetencia ante el extremismo, el separatismo y la corrupción. Con estas destituciones Yeltsin intenta dar la impresión de que sigue estando activamente al frente de Rusia, lo que se contradice con su permanente hospitalización tras la derrota sufrida el pasado verano en el Parlamento. El nuevo responsable de la administración presidencial, una especie de Gobierno paralelo, es Nikolái Bordiuzha, un veterano del extinto KGB.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de diciembre de 1998