Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

El Rayo sienta cátedra en San Lázaro

Santiago de Compostela

El Rayo Vallecano elaboró una partitura impecable en el San Lázaro, campo en el que no sólo obtuvo una victoria holgada, con justicia, sino que, sobre todo, se ganó el reconocimiento unánime del público como el mejor equipo que ha pasado por el estadio gallego en la actual temporada. El duelo entre dos equipos colocados como aspirantes al ascenso se resolvió con claridad y suficiencia a favor del equipo madrileño. El Rayo escala posiciones en la tabla, a la espera de cualquier descuido de sus rivales para situarse en la plaza que le de derecho a subir a Primera.El conjunto vallecano expuso sobre el césped del terreno de San Lázaro un juego fácil y brillante y creo suficientes ocasiones de peligro para demostrar que el triunfo se decantaría hacia sus colores.

COMPOSTELA 1

RAYO VALLECANO 3Compostela: Rafa; Coira, Bellido, Tabuenka (Viedma, m. 68), Aguirretxu; Passi, Mauro, Fabiano, Chiba (Cabrejo, m. 58); Baston y Mauricio (Popov, m. 52). Rayo Vallecano: Yubero; Cota, Muñiz, Hernández (Pablo Torres, m. 64), Estívariz; Tiago (Rivera, m. 46), Alcázar, Pablo Lago, Michel; Van den Bergh (Michel II, m. 74) y Vergara. Goles: 1-0. M. 4. Mauricio. 1-1. M. 8. Michel.1-2. M. 20. Vergara. 1-3. M. 42. Hernández. Árbitro: Eleicegui Uranga, del colegio vasco. Amonestó a Coira, Popov, Rivera, Alcázar y Hernández, y expulsó a Passi y Vergara, por varios forcejeos y golpes tras una jugada de córner. Unos 3.000 espectadores en el campo de San Lázaro.

Sin embargo, fue el Compostela el que inauguró el marcador en el minuto 6. Un pase largo de Fabiano fue capturado por Mauricio quien se aprovechó de la indecisión de Yubero para marcar. La euforia local no duró, ya que cuatro minutos después un centro de Van der Bergh es rematado a gol de cabeza por Michel.

En el minuto 20 el chileno Vergara emuló a Maradona o a Ronaldo cuando tras recoger el balón en medio campo sorteó a varios contrarios hasta dejar el balón en la red. El Compos intentó replicar, pero una vaselina de Hernández desde más de 40 metros dejó sentenciado el partido.

La segunda mitad no tuvo historia, todo se transformó en un correcalles tras las expulsiones de Passi y Vergara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de diciembre de 1998