Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz-Gallardón promete ayudas al instituto Celestino Mutis desde enero

El presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz-Gallardón, quiso hacer público ayer su "compromiso absoluto" con los padres, alumnos y profesores del instituto de educación secundaria Celestino Mutis, que esta semana han protestado por el clima de violencia que sufre el centro desde el comienzo de curso. El dirigente regional defendió la tesis de que los problemas en este instituto de Villaverde Alto "no son sólo educativos, sino también extraescolares, de violencia juvenil", pero en cualquier caso se solidarizó con los afectados y dijo que esta zona sería objetivo preferente de su Gobierno a partir del próximo 1 de enero, en cuanto las competencias educativas no universitarias se transfieran a la Comunidad de Madrid.Ruiz-Gallardón también confirmó que su Ejecutivo ha intensificado sus contactos durante las últimas semanas con sindicatos, patronal y padres de alumnos para poder firmar lo más pronto posible el denominado Pacto Escolar. Los sindicatos UGT y CCOO ya son mayoritarios en el sector. A juicio del presidente, la educación "debe estar entre los espacios de consenso de una sociedad moderna, con independencia de quién gobierne en cada momento".

El pacto escolar serviría para determinar exactamente cómo y en qué se reparten los 131.000 millones que el Gobierno regional ha prometido como financiación adicional para la mejora de la enseñanza madrileña. Sin embargo, los sindicatos y los empresarios del sector no acaban de ponerse de acuerdo sobre qué aspectos habría que potenciar de forma más decidida en este plan.

Un portavoz de Comisiones Obreras expresó ayer su temor de que el Gobierno regional "se sienta nuevamente tentado a asumir las tesis más derechistas" y prime, por ejemplo, los conciertos con los centros privados, en detrimento de la educación compensatoria, los planes de igualdad o la mejora en las condiciones del personal docente y no docente. CCOO se impuso en las elecciones sindicales escolares del pasado mes de noviembre.

45 alumnos a la privada

Mientras tanto, en el Celestino Mutis se han registrado a lo largo del último mes 45 deserciones de alumnos cuyos padres han preferido buscarles plaza en centros privados. Los profesores de este instituto insistieron ayer en criticar la falta de previsión del Ministerio de Educación, que consintió en que el centro pasara de 778 a casi 1.100 alumnos sin haber contemplado antes un aumento sensible en la dotación -material y personal- para el centro.A falta de otras iniciativas complementarias, el Ayuntamiento de Madrid anunció ayer la edición de 25.000 guías para ayudar a los padres "en la educación y el crecimiento" de sus retoños. El concejal de Salud y Consumo, Simón Viñals, fue el encargado de presentar esta publicación, para la que se ha elegido el título de Ayudando a crecer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 1998