Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borrell visita a Barrionuevo y Vera y les promete impedir que sean moneda de cambio con ETA

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, José Borrell, visitó ayer durante hora y media a los ex altos cargos de Interior José Barrionuevo y Rafael Vera en la prisión de Guadalajara. A la salida, el máximo representante del PSOE insistió en que el posible indulto a ambos socialistas no puede ser planteado en modo alguno como si respondiera a un "canje de prisioneros". La de ayer es la segunda visita del candidato a los dos condenados por el secuestro de Segundo Marey. En octubre se trasladó a la cárcel para explicarles su proyecto, contenido en el Manifiesto para una nueva época.

Borrell relató que el ex ministro y el ex secretario de Estado para la Seguridad le habían transmitido la inmensa indignación que les está produciendo el que el Gobierno que preside José María Aznar esté refiriéndose a la banda terrorista ETA por su autodenominación de Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV), lo que entraña asumir un lenguaje que desvirtúa totalmente su verdadera condición de organización terrorista.Tanto ayer por la tarde, a la salida de la conversación con Barrionuevo y Vera, como la jornada anterior, en varias comparecencias públicas en Murcia, Borrell advirtió que supone un falseamiento de la realidad hablar de proceso de paz porque hasta ahora no ha habido una guerra, sino el intento de una organización terrorista de imponer su voluntad por las armas a una inmensa mayoría que, además, mantenía una convivencia democrática.

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno relató asimismo que Barrionuevo y Vera contemplan con asombro y también con indignación que el Gobierno parezca ignorar que la tregua de ETA es, en buena parte, consecuencia de su debilidad operativa y de la lucha mantenida contra ella por unas fuerzas de seguridad del Estado dirigidas durante 14 años por políticos socialistas. El ex ministro del Interior y el ex secretario de Estado le detallaron que más del 80% de los etarras que se encuentran actualmente presos fueron detenidos durante la etapa de Gobierno de Felipe González.

Vera y Barrionuevo transmitieron a Borrell que les exaspera la posibilidad de que se les ponga en pie de igualdad con los presos de ETA a la hora de conceder indultos. Ambos ex responsables de Interior consideran absolutamente injusto, y así se lo comunicaron ayer al máximo representante de su partido, que se meta en el mismo lote a quienes dirigieron la lucha contra el terrorismo y a quienes practicaron esa actividad.

Por otra parte, Borrell indicó ayer a este periódico que no tiene intención de solicitar una entrevista con José María Aznar a modo de presentación y que dejará que sea el transcurrir de los acontecimientos lo que convierta en deseable una conversación formal entre ambos. Tampoco va a iniciar una ronda de presentación con los líderes de las principales fuerzas políticas, sino que va a centrar su tarea en ejercer la oposición. Incluso no descarta mantener una entrevista con el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, antes que con Aznar.

En Sevilla, los hijos de Vera y Barrionuevo acusaron ayer al Gobierno de usar a sus padres como "rehenes" para que sean moneda de cambio con ETA. Marta, hija del ex ministro, afirmó que el actual titular de Interior, Jaime Mayor Oreja, ha presionado a la Junta de Tratamiento de la cárcel de Guadalajara para que no se les conceda la semilibertad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de noviembre de 1998

Más información

  • El candidato no pedirá entrevistarse con Aznar mientras no haya un acontecimiento que lo justifique