Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL: LIGA DE CAMPEONES

A una victoria de la clasificación

El Madrid está a una victoria de la clasificación. Si venciese en uno de los encuentros que le quedan (en Milán, ante el Inter, y en el Bernabéu, frente al Spartak) tendría garantizada al menos la segunda plaza y, con ella, el pase a octavos: al margen de los seis primeros de grupo, alcanzan los cuartos de final los dos segundos con más puntos, y los 12 que sumaría el Madrid sólo podrían ser superados por el segundo del grupo A. La situación de los restantes cuartetos imposibilita que nadie pueda alcanzar al Madrid si éste gana un partido más.

El equipo blanco podría acceder igualmente a la siguiente fase si saldara con empate sus dos últimas citas. En este caso se establecería un triple empate -siempre que tanto el Inter de Milán como el Spartak de Moscú ganaran sus encuentros con el Sturm Graz- en lo alto del grupo. Y el Madrid ocuparía la primera posición en este supuesto.

Los enfrentamientos directos entre los equipos que igualen a puntos es el criterio principal para resolver estas situaciones. Inter de Milán, Spartak de Moscú y Real Madrid sumarían todos cuatro puntos, pero el conjunto blanco lideraría el grupo porque tendría a favor sobre sus rivales la diferencia de goles en dichos encuentros. Ganó por 2-0 al Inter en Madrid; perdió 2-1 ante el Spartak en Moscú, y los italianos ganaron 2-1 a los rusos en Milán.

El Madrid, por tanto, lo tiene francamente bien para meterse en la siguiente fase. Sólo le puede condenar una derrota en Milán, su próxima cita, juntada con otra en la jornada de despedida ante el Spartak de Moscú en el Bernabéu. Un partido perdido y un empate también reduciría sus opciones de clasificación.

La cómoda situación clasificatoria que vive el equipo le permitirá viajar a Milán con la tranquilidad de quien no se lo juega todo a una carta. Todavía le quedaría una segunda oportunidad con el mismo premio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de noviembre de 1998