Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tour no invitará en 1999 a todo equipo que haya tenido un positivo durante la temporada

El presidente de la Sociedad del Tour, Jean Marie Leblanc, pedirá hoy a los directores de los equipos que quieran correr el Tour que firmen un documento ético de lucha contra el dopaje por el que se comprometen a despedir a todo aquel corredor que dé positivo en un control antidopaje. "Si los equipos son irreprochables, estarán aquí [en el Tour]", comunica Leblanc a los directores en una carta remitida al presidente de la Asociación de Equipos, el francés Roger Legeay.

Los criterios de invitación al Tour fueron negociados por los equipos y la carrera. Por ello, los 16 primeros equipos de la lista UCI tenían asegurada su participación en la carrera más importante. Sin embargo, a tenor de lo avanzado por Leblanc, en 1999 se añadirá el criterio de limpieza: todo aquel equipo que tenga un ciclista sancionado por dopaje no podrá correr el Tour.

Los equipos se reunirán hoy con Leblanc en el hotel de París en que mañana se presentará el recorrido del próximo Tour, una carrera que salió tocada de muerte por el escándalo Festina. Mientras se espera que los equipos franceses, italianos y alemanes se adhieran a la propuesta de Leblanc, los españoles, presumiblemente, expondrán sus reservas.

El sindicato de corredores españoles, por si acaso, ya ha enviado una carta a los equipos recordándoles que la legislación laboral y los derechos como trabajadores están por encima de cualquier compromiso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de noviembre de 1998