Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendido por incidentes el Paok-Olympiakos

El partido Paok de Salónica-Olympiakos se suspendió ayer, en el minuto 81, cuando el marcador registraba un resultado de 1-2. El colegiado del encuentro tuvo que adoptar esta medida al saltar al terreno de juego un grupo de alrededor de 20 ultras del Paok después de que fuera anulado un gol al equipo local, marcado por Velis, que suponía en ese momento el empate.

El árbitro Dimitris Papapetru tomó la decisión de poner fin al partido en medio de un ambiente infernal en la grada del estadio, conocido como La Tumba.

En la tribuna había 5.000 aficionados del Olympiakos para apoyar al canpeón griego, en un encuentro tradicionalmente considerado de máximo riesgo por la rivalidad que mantienen ambas hinchadas. La comisión de disciplina de la Liga griega tendrá que decidir como se resuelve el encuentro. Todo indica que la victoria le será concedida al Olympiakos ya que los incidentes fueron provocados por los locales.

En la calle y tras la suspensión prosiguieron los incidentes entre los aficionados de ambos equipos. Según información de la policía, un total de 16 personas se encuentran ingresadas en varios hospitales. Entre los heridos leves se encuentra Nikos Fesopulos, árbitro ayudante, que resultó alcanzado por unas monedas que le dieron en la cabeza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de noviembre de 1998