Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

¡Chico, chica, boom! •

11.00 / Comedia / La 2

España, 1969 (90 m.). Director: Juan Bosch. Intérpretes: Bruno Lomas, Claudia Gravy, Kiko, Gustavo Re.

Juan Bosch comenzó su andadura por el mundo del cine como ayudante y guionista de Antonio del Amo en Día tras día. Más tarde debutó en el mundo de la realización con un filme por episodios titulado Sendas marcadas I Huellas del destino. Cuatro años después, y en plena efervescencia del denominado cine de playas, el realizador catalán consiguió que Elke Sommer luciese uno de los primeros biquinis que se vieron en el cine español, en la comedia Bahía de Palma. A partir de este momento, Ignacio E. Iquino lo fichó para su productora y dirigió trabajos tan absolutamente mediocres como El terrible de Chicago, con Cassen como protagonista, o La viudita ye-yé, con el protagonismo de Mary Santpere. Justo en esta época se sitúa la mediocre comedia que nos ocupa, una comedia musical que se limita a explotar la garganta y el físico de su conocido actor principal, el cantante Bruno Lomas. Dos taxistas con hambre de fama y fortuna para una cinta sosa y mediocre que se suma al bajísimo nivel de la producción española de la década de los sesenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de octubre de 1998