Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL: CAMINO HACIA LA EUROCOPA

España llega a Israel obligada a ganar

Camacho: "No podemos llorar más el fracaso de Chipre y sí sumar puntos"

La selección española de fútbol llegó ayer a Tel Aviv con el aprieto de ganar el miércoles a Israel para no descolgarse en la tabla de su grupo. Israel y Austria suman cuatro puntos en dos partidos tras ganar el sábado en San Marino (0-5) y en Chipre (0-3), respectivamente, países que completan el grupo de España. El seleccionador José Antonio Camacho aseguró que el equipo no puede "llorar más" tras la derrota de Chipre y sí "sumar puntos".El equipo español emprendió su viaje desde Santiago de Compostela después de permanecer seis días en el balneario pontevedrés de A Toxa para preparar el decisivo encuentro del miércoles. El resto de la expedición inició su viaje en Madrid con cierto retraso debido a que el presidente de la Federación, Ángel María Villar, olvidó su pasaporte y tuvo que pedir uno nuevo en la comisaría del aeropuerto.

Camacho, antes de subir al avión que le trasladaría a Tel Aviv, habló de los resultados de Israel y Austria. Los dos conjuntos, con dos partidos cada uno, encabezan la clasificación con cuatro puntos. Los campeones de los nueve grupos de la fase previa de la Eurocopa2000 y el segundo mejor clasificado pasan directamente a la fase final del torneo. Los otros ocho restantes segundos se enfrentarán en un eliminatoria a doble partidos para decidir los cuatro países que, junto con los organizadores Bélgica y Holanda, completarán los contendientes de la fase final.

"Los resultados de Israel y Austria no nos han favorecido, pero estaban dentro de lo previsto", señaló Camacho en el aeropuerto de Labacolla. El seleccionador español, después de insistir en que los triunfos de israelies y austriacos no pueden considerarse más normales, no pudo ser más elocuente: "O sea, ahora ellos tienen cuatro puntos y nosotros, ninguno".

Estos resultados, según Camacho, no cambian para nada el programa de preparación del encuentro del miércoles, como tampoco las perspectivas de este grupo. Camacho reconoció que no hay más motivos para ganar ahora que los que había antes de los encuentros de Israely Austria ante San Marino y Chipre. "La motivación es la misma. No existe un antes y después de estos resultados", señaló el seleccionador español, que se consuela en éstos términos: "Ahora mismo hay en nuestro grupo una plaza en juego y otra posible para llegar a la fase final de esta Eurocopa".

Con este espíritu afronta Camacho su estreno en el cargo de seleccionador en partido oficial. El discurso del técnico en estos días previos al partido de Israel reincide una y otra vez en idéntico mensaje: "Tenemos que luchar por esa plaza de clasificación y nuestra obligación llega en este momento. Ellos contabilizan dos partidos y nosotros uno. Es ahora, en situaciones como éstas, cuando echamos en falta algún punto. Tenemos que saltar al terreno de juego con un objetivo fundamental: ir a por los tres puntos".

El lastre de Chipre

Camacho contó con un espía en el partido de Israel: Juan Santiesteban, uno de los seleccionadores nacionales de las categorías inferiores. Santiesteban ha conseguido, además, un vídeo del encuentro. Hasta el momento de tomar el avión en Santiago de Compostela no habían hablado los técnicos españoles sobre las conclusiones del partido de San Marino. "Su resultado", indicó además Camacho, "no va a cambiar la opinión que tengo de la selección israelí".El seleccionador español, por otro lado, no fue demasiado expresivo cuando se le planteó el lastre que puede arrastrar la humillante derrota de Chipre y que fue la puntilla para que Javier Clemente abandonara el puesto que ahora ocupa Camacho. "No sé si va a pesar demasiado ese fracaso", comentó Camacho, "aunque, en teoría, son puntos con lo que todo el mundo contaba. Pero no están en nuestro casillero y no podemos llorar más". Y, a continuación, el seleccionador español repitió: "Ahora vamos a intentar ganar en Israel". Camacho confesó que no le pueden los nervios ni la tensión en su estreno en partido oficial. "Todos los partidos son iguales. Sólo les diferencia la trascendencia de los puntos y la posibilidad de ser más pesimista o no en función de los resultados que se vayan dando en una competición con varios encuentros".

Haim Revivo, el jugador israelí que lleva varias temporadas eel Celta de Vigo, al igual que sus compañeros de selección, coincidió con el equipo español en el aeropuerto de Tel Aviv. El jugador del Celta destacó que a su selección no le rodea presión alguna. "No tenemos nada que perder", señaló Revivo. "No enfrentamos a un rival más poderosa y fuerte que nosotros, pero queremos aprovechar la buena racha de triunfos que llevamos en nuestro país".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de octubre de 1998