Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expediente a un juez del Supremo por inmiscuirse en un caso

Martínez-Calcerrada se "interesó" por un asunto en un juzgado

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha abierto expediente disciplinario a Luis Martínez-Calcerrada, magistrado de la Sala Primera de lo Civil del Tribunal Supremo de 63 años y 35 en la judicatura. Un abogado le acusa de haber visitado a la juez de primera instancia de Madrid Milagros Aparicio Avendaño, de 38 años y nueve en la carrera, ante la que se interesó por una de las partes de un pleito familiar cuando ella iba a practicar un trámite. El 30 de junio de este año dicho magistrado visitó a la juez, titular del Juzgado de Primera Instancia número 47 de Madrid, dedicado también a asuntos civiles.Momentos antes de que Pedro y José Valero de la Parra, demandados en un pleito familiar con implicaciones sucesorias, prestaran confesión judicial ante la magistrada, un oficial del juzgado comunicó a ésta: "El excelentísimo señor don Luis Martínez-Calcerrada desea saludarle". A continuación, la juez recibió al magistrado en su despacho.

Según la versión de la juez, Martínez-Calcerrada mantuvo "absoluta cortesía" con ella, a la que preguntó "sobre la marcha del procedimiento, dado su interés por el conocimiento personal y de amistad con la familia".

Sin embargo, el abogado de la parte demandante, Francisco Javier Ortiz Valero, mostró a la magistrada su "malestar por la visita". La juez trató de tranquilizar al letrado, a quien garantizó que ignoraba la amistad del magistrado con algunos de los litigantes y aseguró que le recibió por "la natural y exigible cortesía con un integrante del Supremo".

Sin embargo, dos semanas después, el abogado denunció ante el CGPJ la "intervención" del magistrado del Supremo en el proceso seguido en el mencionado Juzgado y planteó asimismo la posibilidad de que Martínez-Calcerrada "haya podido intervenir en otros procedimientos pendientes".

Tras la investigación realizada, por orden del presidente del CGPJ y del Supremo, Javier Delgado Barrio, la Comisión Disciplinaria acordó el 6 de octubre último abrir expediente disciplinario a Martínez-Calcerrada y nombró instructor del mismo al presidente de la Sala Quinta de lo Militar del Supremo, José María Ruiz Jarabo.

Según la investigación realizada, el juez ha admitido su amistad con algún miembro de la familia Valero, el "propósito de mediar con el letrado Dimas Sanz en un arreglo amistoso" y la visita realizada a la juez.

La Comisión Disciplinaria ha expedientado al juez, por si su conducta ha incurrido en la falta grave prevista y descrita por la ley como "interesarse, mediante cualquier clase de recomendación, en el ejercicio de la actividad jurisdiccional de otro juez ".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de octubre de 1998